Los supermercados, gasolineras o bancos que están abiertos estos días de estado de alerta han comenzado a adoptar medidas de seguridad específicas para frenar al coronavirus. Y, sobre todo, su propagación.

Publicidad

Muchos establecimientos considerados de primera necesidad tienen que permanecer abiertos estos días de estado de alerta. Entre ellos, supermercados, gasolineras o bancos. Y todos ellos han ido adoptando medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus.

Desde los supermercados siguen insistiendo en que no habrá problemas de abastecimiento. Por lo que animan a los ciudadanos a comprar lo necesario. No ha acumular productos en casa si no se necesitan.

Algunas grandes cadenas de supermercados, como Mercadona han lanzado una serie de recomendaciones para hacer la compra. Entre ellas, que acuda sol una persona por familia. O que el pago se haga por tarjeta para evitar cualquier contacto con la persona de caja. Insisten también en guardar la distancia de seguridad y el uso de guantes para coger los productos frescos.

Se controlará además el aforo de todos los locales y se reduce el horario comercial estos días. Mercadona estará abierto así de 9 a 20:00 horas, con el fin de poder reponer tranquilamente por la noche. Entre las medidas de seguridad, también, el que sus empleados lleven mascarillas y guantes. Y para evitar más contagios, han suspendido los servicios a domicilio y los puntos de comida preparada lista para llevar.

Otras cadenas como Dia también han creado planes de seguridad. En su caso, reducen su horario de 10 a 20:00 horas. Y reparten a sus trabajadores guantes de vinilo y geles desinfectantes. Para los pedidos se recomienda la firma mediante dispositivo móvil y guardando la distancia de seguridad de un metro.

En El Corte Inglés se mantienen abiertas solo las áreas de supermercados y productos de primera necesidad. El horario se reduce a 10 de la mañana a 8 de la tarde. Y en caso de haber mucha clientela se hará a la gente esperar fuera para evitar aglomeraciones. También se han repartido mascarillas y guantes a los empleados y hay carteles que informan en todo momento de las medidas.

También animan a los clientes a utilizar el servicio «click and car», que permite la compra online o por teléfono y recogida en coche del pedido.

Lidl también reduce su horario comercial de 9 a 20:00 horas. Se limitará el aforo a 50 personas y solo podrá entrar una persona por familia. Suspende temporalmente las devoluciones de productos y recuerda que es obligatorio el uso de guantes en la compra de fruta, verdura, pan y bollería.

Bancos

Por su parte, los bancos, que también permanecen abiertos, han hecho cambios para luchar contra el coronavirus.

Así, BBVA operará sus sucursales con solo el 20% de su plantilla. El resto de empleados teletrabaja desde sus casas. En el Santander se han cerrado parte de las oficinas que tienen otra próxima o que están en ubicaciones con poco tráfico de clientes. Su personal pasará a otras oficinas para poder rotar. O atenderán a los clientes en canales remotos. Y Deutsche Bank ha reducido su horario. Ahora es de 8.30 a 14.15 horas, cuando antes abrían hasta las 16.30 horas.

En conjunto, recomiendan no ir en grupo a las sucursales y utilizar los cajeros automáticos. También las app de móvil y la banca digital. Y tienen protocolos para mantener la distancia en aquellos que acudan a las sucursales físicas.

Reparto a domicilio, gasolineras y prensa

El reparto de comida a domicilio sigue activo. Aunque algunas cadenas han suspendido sus repartos, las plataformas Glovo, Deliveroo, Just Eat y Uber Eaus han tomado medidas para seguir repartiendo.

Tienen entregas sin contacto con el cliente. Dejan la bolsa precintada en la puerta del domicilio, a la espera de que el cliente la recoja guardando la distancia de seguridad. También recomiendan el pago con tarjeta. Y han establecido protocolos con los restaurantes, que tienen que coger las bolsas por los lados y no por las asas.

Los repartidores, además, van con mascarilla y guantes. Y aquellos que se contagien por coronavirus recibirán un soporte económico.

Las gasolineras siguen funcionando pero, en la mayoría de casos, sin gasolineros. Todas han implementado el autoservicio. Y las que cuentan con supermercado o tienda realizan las ventas a través de una ventanilla, sin que el cliente tenga que entrar al local. Como en los turnos nocturnos normales.

Por último, la prensa sigue trabajando durante estos días para ofrecer toda la información a los ciudadanos. Algunos han tomado medidas en redacción y trabajan con servicios mínimos. Otros han derivado algunos puestos al teletrabajo. Y las televisiones funcionan con el mínimo personal y sin público alguno.

Publicidad

Comentarios