Pedro Sánchez ha mandado un mensaje claro y contundente a los independentistas: “El 155 se puede aplicar en funciones sin problemas”. Coincidiendo con el segundo aniversario del 1-O y tras las detenciones de los CDR.

Publicidad

Si hace unos días el Gobierno de Pedro Sánchez aseguraba que no le temblaría el pulso si tenía que aplicar el artículo 155 en Cataluña, este martes lo reiteraba en una entrevista en Cadena Ser. El presidente del Gobierno aprovechaba el segundo aniversario del 1-O para dejar su postura clara. “El 155 se puede aplicar en funciones sin problemas”, ha dicho.

Aunque también ha asegurado que no le gustaría llegar a ese límite. “Necesitamos mucha paciencia, sosiego y pedirle al independentismo que sea consciente de que el problema no es la independencia sino la convivencia”, ha dicho Sánchez.

El presidente del Gobierno ha confirmado también que impugnarán “lo que ocurrió la semana pasada en el Parlament”. “Nosotros no amenazamos, advertimos”, ha querido además matizar. “Tenemos que garantizar la seguridad y pido a los independentistas catalanes que no jueguen con fuego”, ha apuntado, en referencia a que no condenen la violencia.

Para Sánchez, los tres factores clave para hacer frente a la situación catalana son la firmeza democrática, la unidad de todas las fuerzas políticas y la proporcionalidad.

Cataluña es, de hecho, la principal diferencia con Podemos. Y así lo ha reconocido Sánchez. Aunque “eso no significa que no podamos entendernos en otras cuestiones”. Mientras tanto, con Albert Rivera la relación es inexistente. “No me coge el teléfono”, ha dicho hasta en dos ocasiones.

Requerimiento a la Mesa

En su entrevista, Sánchez ha anunciado también que el Gobierno enviará un “requerimiento” a la Mesa del Parlamento catalán. Lo hará por las resoluciones políticas que profundizan en la “fractura” de la sociedad catalana.

Especialmente por las últimas, aprobadas la semana pasada. Entre ellas, la que piden la salida de Cataluña de la Guardia Civil o una respuesta institucional contra la sentencia del 1-O. El requerimiento se unirá a la impugnación de las resoluciones.

En su entrevista, Sánchez también se ha referido a la desaceleración económica y al Brexit. Respecto al primero tema, reconocía estar “ante una cierta desaceleración”. Pero también que “no hay que caer ni en el alarmismo ni en la autocomplacencia”.

Y en cuanto al Brexit, asegura estar trabajando con Reino Unido para dar respuesta a los “temas más ordinarios”. El objetivo no es otro que garantizar la coordinación entre ambos países.

Publicidad

Comentarios