María Chivite ha lanzado un mensaje de “convivencia pacífica” en su discurso de toma de posesión en Navarra. Junto a la socialista, José Luis Ábalos, en un acto celebrado en el Parlamento foral.

Publicidad

La socialista María Chivite ha tomado posesión como presidenta del Gobierno de Navarra este martes. Y lo ha hecho poniendo en alza el acuerdo que la ha llevado a dirigir la comunidad foral. Un ejemplo, ha dicho, de “normalidad política, democrática y de respeto”. Y ha puesto en valor también la “convivencia pacífica” como mensaje principal.

También ha destacado el “diálogo fructífero y el respeto a la diferencia”. Porque, ha dicho, “son responsabilidad de todas las formaciones políticas, en primer lugar, y de toda la sociedad después”.

Chivite ha prometido el cargo “por su conciencia y honor”. El acto se ha celebrado en el atrio del Parlamento de Navarra en el que han estado presentes los ministros José Luis Ábalos y Luis Planas. Tampoco ha faltado el Iñigo Urkullu entre los invitados.

“Respetaré todas las maneras de pensar, todas las maneras de vivir y todas las maneras de amar”, ha dicho Chivite. Y se ha fijado como reto “la convivencia y el respeto a la pluralidad”.

“El Gobierno que tengo el honor de presidir está comprometido con el bienestar de la sociedad a la que represento. Vamos a gobernar para todos y para todas y por eso apelo al diálogo y al acuerdo. Y sí, los partidos que hemos firmado el acuerdo propondremos nuestra impronta en las maneras de hacer política, pero lo haremos entendiendo que el interés general tiene que ser nuestra guía“, ha asegurado en su discurso.

Emocionada

La ya presidenta de Navarra se ha emocionado durante su discurso al afirmar que “podemos hacer grandes cosas por nuestra tierra”. Y aseguraba que “pondremos todo de nuestro parte para que cada paso sea el mejor”.

Ha reconocido que el camino será “complejo y en ocasiones duro”. Pero que “debemos dar ejemplo”. Un mensaje muy significativo para el Gobierno central, representado por Ábalos.

Publicidad

Comentarios