La Mesa del Congreso ha dejado a JxCat sin grupo parlamentario y a Jordi Sánchez sin ver al Rey en la ronda de consultas. Y es que la formación no cumple los requisitos mínimos para ello.

Publicidad

Junts per Catalunya (JxCat) se ha quedado sin grupo propio en el Congreso. La Mesa así lo ha decidido este jueves en una reunión. Sus miembros argumentan que no cumple los requisitos mínimos para ello. Esto es tener más de cinco diputados y haber obtenido el 15% de los votos. Aunque la formación independentista consiguió siete escaños, se quedó en el 12% de los sufragios.

Además, de esos diputados, JxCat se ha quedado con cuatro solamente, después de que la Mesa suspendiera a Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull por estar en prisión preventiva. JxCat había pedido a la Mesa aplazar la decisión de otorgarles o no grupo propio. Algo que supone recibir más subvenciones, tener más capacidad para presentar iniciativas y gozar de más tiempo de intervención en los plenos.

Sin embargo, la Mesa no aceptaba la petición. Y rechazaba que tuvieran grupo propio por no llegar al mínimo de porcentaje de votos exigido. Por lo tanto, JxCat tendrá que integrarse en el grupo mixto. Algo que ya le pasó en la legislatura anterior.

Sánchez no verá al Rey

Además, Jordi Sánchez no podrá entrevistarse con el Rey en la ronda de consultas que el monarca tiene que realizar. JxCat había pedido que fuera él en representación de su partido, pese a estar en la cárcel.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha rechazado esta petición. “A la audiencia con el Rey solo pueden ir personas que estén en disposición material de acudir”, ha dicho en rueda de prensa.

Y ha recordado, a su vez, que Sánchez está en prisión, aunque “es el poder judicial a quien corresponde la decisión”.

Publicidad

Comentarios