El Parlamento de Cataluña ha ignorado completamente al Tribunal Constitucional y vota de nuevo las resoluciones por la autodeterminación y contra la Monarquía. Puntos que fueron suspendidos por el alto tribunal.

Publicidad

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, ha vuelto a situar a la Cámara fuera de la ley. Pese a las advertencias del Constitucional y a la suspensión de varias resoluciones, los diputados votarán por la autodeterminación y contra la Monarquía.

El tripartito independentista quiere aprobar este martes el mismo texto que el TC suspendió el pasado 5 de noviembre. En él, se señalaba que el Parlamento catalán iba a reprobar a la Monarquía y defender el derecho de autodeterminación.

JxCat, ERC y la CUP han presentado tres enmiendas, una por grupo, a la propuesta de resolución de respuesta a la sentencia del 1-O. Ya la presentaron de manera conjunta y el Constitucional suspendió uno de sus puntos, el 11.

Los tres grupos han concluido que no quieren “entrar en el juego” de los partidos de la oposición, que podrían parar el pleno para que la Mesa aborde una eventual petición de reconsideración. Por eso, han preferido votar las enmiendas por separado. Aunque esto evidencie que no responden conjuntamente a la sentencia del Supremo contra los líderes políticos del 1-O.

Autodeterminación y Monarquía

El punto 11 suspendido por el Constitucional, recoge que el Parlamento catalán “reitera y reiterará tantas veces como lo quieran los diputados y diputadas, la reprobación de la Monarquía”. También “la defensa del derecho a la autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político”.

En las tres enmiendas presentadas se incluye una crítica a la “censura” del Constitucional por suspender el punto 11. Y se añade, en los tres textos, el mismo punto. Copiado y pegado de manera literal.

Los letrados del Parlamento catalán, en una reunión de la Mesa, han considerado que es “interpretable” la legalidad de las enmiendas. Por eso, no han presentado objeción a su tramitación.

Al borde de la ley

Con su decisión, Roger Torrent vuelve a poner al Parlamento catalán al borde de la ley. La oposición considera que la estrategia intenta camuflar la desobediencia de la Cámara de nuevo al Constitucional.

Ciudadanos y el PSC han pedido ya que las enmiendas a la resolución contra la sentencia del procés fueran paralizadas. Sin embargo, la mayoría independentista se ha opuesto.

Torrent y varios miembros de la Mesa ya han sido advertidos por el Constitucional. Podrían incluso tener penas de cárcel por sus delitos. Y también si incumplían las sentencias judiciales. Está por ver qué decide ahora el Constitucional tras lo sucedido en el Parlamento catalán.

Publicidad

Comentarios