El paro vuelve al nivel de antes de la crisis, tras crecer el empleo en abril en 186.785 afiliados. El número total se queda así en 3,6 millones tras la bajada de 91.518 personas este mes pasado.

Publicidad

La Semana Santa ha sido, sin duda, un revulsivo para el nivel de empleo. El mes de abril se ha convertido en un buen periodo para el mercado laboral. El número de cotizantes subió en 186.785 personas respecto al mes de marzo. La cifra total de afiliados se sitúa así ya en 19,23 millones de trabajadores, según la estadística publicada por el Ministerio de Trabajo este lunes.

Se trata del número de afiliados más altos desde julio de 2008. Y se acerca ya al nivel de máximo histórico que se registró un año antes de que estallara la crisis económica.

Los contratos de Semana Santa han hecho que el paro se redujera en 91.518 personas en un solo mes. La cifra total de parados se queda asó en 3.163.566 personas. Aunque los datos mejoran los de 2018, son peores que los de 2017.

En crecimiento

El mercado laboral resiste así bien a los altibajos de la economía española. La tendencia es al alza, principalmente en el sector de la hostelería, que suma 85.493 ocupados. Siendo esta subida uno de los efectos de la Semana Santa.

También subió el empleo en el comercio (12.781) y en actividades administrativas y servicios auxiliares (11.557).

Lo que sí hay es desaceleración en la contratación. Así, en abril se firmaron 1,76 millones de contratos, lo que supone un retroceso del 0,42%. Todo el reflujo se debe a la contratación indefinida, que cae un 7,4% sobre abril de 2018.

Publicidad

Comentarios