La crisis del Covid-19 y sus consecuencias sigue haciendo estragos en el desempleo. El paro sube en junio en 5.107 personas, lo que supone el mayor aumento en este mes desde 2008.

Un nuevo repunte se registra así en las oficinas de empleo (SEPE). En este mes de junio hay 5.107 parados más respecto al mes anterior, lo que sitúa el total en 3.862.883 desempleados. Supone la mayor subida de paro en un mes de junio desde el año 2008, cuando estalló la crisis económica.

Y es que junio es un mes tradicionalmente bueno para el empleo. Desde 2008 no aumentaban así las cifras, ya que muchos consiguen trabajo de cara al verano.

Por su parte, el número de cotizantes aumentó en 68.208. En total, se registran 18.624.337 trabajadores en España. Sin embargo, el número de afiliados a la Seguridad Social en el último día de junio es de 18.484.270, lo que supone un descenso de hasta 99.906 personas desde que comenzó el mes. La Seguridad Social lo atribuye a las bajas producidas el mismo 30 de junio.

La afiliación comenzaba a remontar en mayo, tras la crisis del Covid, creciendo de media en 97.462 personas.

Pese a todo, el aumento del paro en junio es cinco veces menos que el de mayo y muy inferior a los de marzo y abril, donde la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados respectivamente.

Desde Trabajo explican además que el aumento del desempleo ha repercutido «de manera significativa» en aquellos demandantes sin empleo anterior. De todos ellos, por ejemplo, el 48% se registraba en Comunidad Valenciana. Lo que supone alrededor de 15.000 personas. La inmensa mayoría se registraban para poder optar a la oferta pública como auxiliar en los planes de contingencia de playas Covid-19. Como requisito se pedía estar inscrito en las oficinas del SEPE.

Ritmo más lento

El ritmo mensual de subida del paro va más lento respecto a meses anteriores. Pero es la primera vez que aumenta desde 2008. El resto de años, incluidos los peores de la crisis económica, siempre ha descendido.

El dato además no incluye a aquellos trabajadores que se encuentran en ERTE, ya sea en suspensión de empleo o en reducción de jornada.

Trabajo ha informado, además, de que la mayor protección del SEPE se producía en mayo, dando cobertura a casi 6 millones de personas. El resultado es fruto de sumar a quienes ya recibían prestación por desempleo antes de la crisis sanitaria, con los que perdieron el trabajo durante la misma y los que están en ERTE.

Así, el SEPE pagó prestaciones de 5.526 millones de euros en mayo. De esos, 3.318 se dedicaron a los ERTE. Y los otros 2.208 millones a prestaciones de desempleo.

Comentarios