El nuevo permiso de paternidad entra en vigor este lunes. Los padres tendrán a partir de ahora 8 semanas. Dos de ellas, inmediatamente después del parto. Las otras seis, a repartir en doce meses.

Publicidad

Este 1 de abril se ha estrenado el nuevo permiso de paternidad, que se alarga hasta las 8 semanas. Así, los padres de los niños que nazcan a partir de este lunes, tendrán casi dos meses para estar en familia.

Las dos primeras semanas tendrán que cogerlas, además, al mismo tiempo que la madre e inmediatamente después del parto. Las otras seis semanas, se pueden repartir durante los primeros doce meses.

Para pedir el nuevo permiso de paternidad hay que haber cotizado al menos 180 días en los últimos 7 años. O 360 días en toda la vida laboral. El padre tendrá que contar con el certificado médico de nacimiento. Tras registrar al recién nacido, el padre trabajador tendrá que pedir el certificado de baja a la empresa, con el sueldo del último mes.

Con toda la documentación, el padre tiene que ir a una oficina de la Seguridad Social. También hay que presentar la solicitud oficial de la prestación de paternidad, el DNI y el número de cuenta donde realizar el ingreso del sueldo.

3 semanas más

Desde el mes de julio, los padres han aumentado 3 semanas más el permiso de paternidad. Hasta ahora, eran cinco las semanas que los padres podían disfrutar de sus hijos.

Se espera que el nuevo permiso de paternidad vaya aumentando según pasen los años. Así, en 2020, serán 12 las semanas de las que disfrutarán los padres.

Y se llegará a la plena igualdad en 2021, cuando puedan coger una baja de hasta 16 semanas. El mismo tiempo del que ahora pueden disfrutar las madres.

Publicidad

Comentarios