El pesimismo parece haberse instalado en el PSOE y ya dudan, incluso, de si mantendrán los 123 escaños que tienen actualmente. “Sería un milagro”, aseguran fuentes socialistas de cara a las elecciones del 10-N.

Publicidad

Aunque evitan abiertamente expresar su preocupación por el resultado del 10-N, en el PSOE se ha instalado el pesimismo. En un extremo, los optimistas, que confían en que un giro final que ayude a la estabilidad les acabe beneficiando. En el lado opuesto, los que creen que podrían incluso perder los 123 diputados actuales.

Consideran que la repetición electoral es toda una “ruleta rusa”. Y que las previsiones de llegar a los 140 escaños ya se han difuminado. El pesimismo hace mella y hasta algunos de los más optimistas ya empiezan a pensar que será difícil aguantar el resultado de abril. “Sería un triunfo, un milagro”, aseguran.

Esperan compensar el ‘robo’ que puede hacer Errejón en algunas provincias. Un elemento con el que no contaban a la hora de ir a elecciones tras romper las negociaciones con Podemos.

Sánchez se presentará como la única alternativa a mantener la estabilidad. Y jugará con las bazas de la crisis económica y territorial para convencer a los partidos que quieran volver al bloqueo. Es decir, no dudará en apelar de nuevo a la abstención de PP y Cs para llegar a Moncloa.

En contra tiene el PSOE que mucho de sus votos de abril fueron fruto de la movilización que se produjo entonces. Entre otras cosas, por la incertidumbre ante la irrupción de Vox. De hecho, los expertos achacan a esa alta participación el resultado victorioso del PSOE. Algo que ahora está menos claro.

El escenario es mucho más adverso. Gran parte del electorado del PSOE no entiende por qué no se llegó a un acuerdo.

Plena campaña

El retroceso preocupa entre los socialistas. También la irrupción de Errejón y el hecho de que Vox haya decidido presentar solo a un candidato por provincia al Senado. Lo que puede provocar que la derecha se haga con el control de la Cámara Alta.

Para revertir la situación, Pedro Sánchez está ya metido de lleno en campaña electoral. El próximo lunes volverá a reunir a la cúpula del partido para presentar oficialmente el programa electoral del 10-N. En gran medida, será igual al que ofrecieron en abril. Y se añadirán las 370 medidas que se incluyeron en la última propuesta para conformar Gobierno con Podemos.

Publicidad

Comentarios