Bildu quiere garantizar la investidura de Sánchez y, para ello, tiene un plan contra los posibles ‘tamayazos’. La formación no dudará en cambiar su abstención por síes si así lo requiere la situación.

Publicidad

A las 12:45 horas de este martes arranca la votación definitiva de investidura para Pedro Sánchez. Tan solo dos votos separan el sí del no y cualquier mínimo cambio podría hacer caer al candidato socialista. Con los rumores de ‘tamayazos’ sobre la mesa, Bildu tiene un plan para impedirlo y garantizar la llegada de Sánchez a Moncloa.

Desde el PSOE se alertaba del peligro y se recomendaba a sus diputados que durmieran este pasado 6 de enero en Madrid. Con ello evitarían posibles problemas en el transporte. Y es que los necesitan a todos. No puede haber fallos. Por su parte, Bildu tiene su propio plan.

La formación no descarta cambiar algunas de sus abstenciones por síes. Con ello garantizarían la investidura. Y lucharían contra los posibles ‘tamayazos‘ dentro de las filas socialistas.

“Si algún voto que se presupone a favor o abstención no lo hace, habría que llevar a cabo un plan ‘anti-tamayazo’ entre las fuerzas que vamos a abstenernos para no bloquear la investidura”, decía el diputado de Bildu Jon Iñárritu a Catalunya Rádio.

Denuncia de presiones

Desde el PSOE denuncian las presiones que sus diputados están sufriendo. Y es que muchos han recibido mails con “amenazantes y con coacciones” para que cambien su voto.

Con que uno solo de los síes cambie su sentido, Sánchez no podría llegar a Moncloa esta vez. Los socialistas aseguran que irán a los tribunales a poner en manos de la Justicia esos intentos por convencer a sus diputados.

Y aunque el ‘tamayazo’ no parece probable, lo cierto es que los nervios están instalados en el PSOE.

Publicidad

Comentarios