El PP tiene un plan para sortear el veto que Cs ha impuesto a Vox, con quienes han asegurado que no se sentarán a negociar. Los de Casado tienen pensado pactar por separado pero unirles en una foto a tres bandas al final de las negociaciones.

Publicidad

La negativa de Ciudadanos a pactar a tres bandas con PP y Vox ha desestabilizado los planes iniciales de los populares. Por eso, los de Pablo Casado han decidido pasar a un plan b, que consistirá en negociar por separado con las otras dos formaciones. Y unirlas en una foto conjunta al final de todo.

El PP negociará territorio a territorio. Lo hará tanto con Cs como con Vox, aunque por separado. Y después quiere una foto de todos para mostrar los pactos alcanzados. Con ello, aseguran, derribarían las líneas rojas de Abascal, según publica este martes el diario ‘El Mundo’.

La decisión del PP llega después de que Cs haya anunciado que solo se sentará con Vox para detallarle los acuerdos a los que hayan llegado con los populares. Además, han enviado una hoja de ruta de 10 puntos para comenzar a negociar. Algo que en Génova se han tomado muy bien como punto de partida.

Reuniones

Las reuniones entre los partidos de derechas comenzarán este mismo martes. El primer encuentro está ya programado en Zaragoza. A las 16:15 horas, el comité de gobernabilidad regional del PP y su equivalente de Cs se verán por primera vez en la mesa de negociación.

Una cita en la que estarán Javier Maroto, vicesecretario de Organización del PP; y José María Espejo-Saavedra, número dos del comité de pactos de Cs.

Después, a las 17:00 horas, los representantes nacionales del PP se reunirán con miembros de la dirección de Vox en el Congreso. Por parte de los populares asistirán Teodoro García Egea y Ana Beltrán. Y por el lado de Vox está confirmado Iván Espinosa de los Monteros. 

Publicidad

Comentarios