Quim Torra pretende trazar un plan en enero para ejercer la autodeterminación. Para ello, convocará a partidos y entidades el mes próximo.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este miércoles que convocará a partidos y entidades en Cataluña en enero. El objetivo no es otro que trazar un plan para ejercer la autodeterminación.

Torra inscribe esta ronda de contactos en la resolución que aprobaba este otoño el Parlamento catalán. Con los votos únicamente de las tres fuerzas independentistas del mismo. En ella se daba luz verde a explorar un «acuerdo nacional» que establezca un «horizonte común» que concrete cómo y cuándo ejercer la autodeterminación.

En la habitual sesión de control de los miércoles en el Parlamento catalán, Torra ha insistido en que no se moverá «ni un milímetro» de su compromiso de ejercer el derecho a la autodeterminación. Y ha recordado que le volvió a transmitir esa posición a Sánchez en la llamada entre ambos de este pasado martes.

«Lo que me sorprende es que él no me dijera su postura. Ni ayer ni en los 19 meses que llevo en el cargo», ha dicho este miércoles Torra. Respondía así al reproche de la CUP, que le acusaba de estar «normalizando» las relaciones en el marco autonómico.

Desde la CUP también han criticado el acuerdo entre ERC y PSOE porque, dicen, «no incluye ni el derecho a la autodeterminación, ni la amnistía, ni el fin de la judicialización, como tampoco la derogación de la reforma laboral, de la ley Mordaza o la abolición de la monarquía».

Reforma fiscal

Por su parte, ERC no ha querido polemizar y se ha limitado a elogiar la iniciativa de Torra. Además, han reivindicado el acuerdo sobre fiscalidad con vistas a los Prespuestos de 2020. A su juicio, servirán para hacer más justa a la sociedad catalana. Y ha asegurado que «90.000 euros no es clase media, porque ir apurado es claramente otra cosa». Un mensaje al círculo de JxCat, reprochando así la reforma fiscal, que también afecta al impuesto de sucesiones.

Torra, en cambio, ha defendido el pacto porque la nueva política fiscal es «más progresiva, verde y de justicia social». Se aumentarán los ingresos, ha dicho, en 543 millones. Y en 2.500 millones el gasto.

«Con estos presupuestos todo el país gana. No son de parte. Es un presupuesto de país, porque el país necesita este presupuesto», decía Torra.

Publicidad

Comentarios