El PNV y Bildu se suman a la corriente catalana y, al igual que en el Parlament, votarán una resolución por el derecho a la autodeterminación. El texto también incluirá tener más competencias y el traslado de todos los etarras presos.

Publicidad

El Parlamento vasco sacará adelante este jueves, a iniciativa de PNV y Bildu, una enmienda a la totalidad a una iniciativa porque la abanderarán el derecho a la autodeterminación. También incluir más competencias y el traslado de los presos etarras a cárceles vascas.

Siguiendo la corriente catalana, PNV y Bildu ponen sobre la mesa de nuevo el derecho a decidir. Al mismo tiempo, en Madrid se toma el camino de la negociación con ERC para sacar adelante la investidura de Sánchez. El PNV, por su parte, ha anunciado ya su predisposición a apoyar el Gobierno del PSOE. Y Bildu ligará su decisión a la que fije ERC.

La resolución se convierte así en un método de presión a un Sánchez que tiene en el independentismo a su peor caballo de batalla. Y es que, además, lo que consiga la abstención de ERC tendrá un efecto dominó en el País Vasco.

Distanciados desde hace un tiempo de la unilateralidad, los nacionalistas vascos toman ahora impulso de nuevo. La perspectiva de que Sánchez negocie bajo el formato de mesa de partidos y en un tú a tú entre su Gobierno y el de la Generalitat, desestabiliza los equilibrios del modelo autonómico.

El País Vasco pone ahora sobre la mesa el impulso de un nuevo estatuto. Aunque con diferencias, PNV y Bildu han llegado a un acuerdo para abanderar explícitamente el derecho de autodeterminación.

Con solo los votos de ambos partidos, la resolución saldrá adelante. En ella se señala que es “imprescindible” un nuevo modelo de relación con el Estado. Estará basado en la igualdad, la bilateralidad y el pacto. “Además, igual que otros países del entorno europeo, dará cauce al ejercicio del derecho a decidir de la ciudadanía”, añaden.

La enmienda pide también derogar todas las leyes que interfieren, según PNV y Bildu, el desarrollo del autogobierno vasco. Entre ellas, la LOMCE, la reforma laboral o la ley mordaza.

Traslado de etarras

Al mismo tiempo, en Navarra, la socialista María Chivite votó a favor de una declaración institucional que demanda una “nueva política penitenciaria” que acerque a los presos etarras al País Vasco.

Chivite también negocia con Geroa Bai y Bildu la fiscalidad de Navarra. Un paso para que Bildu se acerque a la abstención para investir a Sánchez.

Publicidad

Comentarios