El estado de alarma se alargará hasta el 9 de mayo, de momento. Pero el Gobierno quiere relajar ya una de las medidas: las salidas de los niños. Confinados desde hace casi mes y medio, podrán empezar a salir, con condiciones, el 27 de abril. Media hora al día, sin necesidad de mascarilla y sin ir al parque.

Publicidad

¿Cómo podrán salir los niños a partir del 27 de abril? Es la pregunta que se hacen muchos padres tras escuchar este fin de semana a Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno anunciaba oficialmente la nueva prórroga del estado de alarma, hasta el 9 de mayo. Pero también que los niños podrían comenzar a salir, con condiciones eso sí. Media hora al día, sin acudir a los parques y sin necesidad de llevar mascarilla. Son los tres puntos fundamentales de la nueva medida.

A diferencia de otros países de Europa, en España los niños no pueden salir a la calle. Desde hace días, muchos han pedido al Gobierno relajación en esta medida. Y, por fin, el 27 de abril los más pequeños podrán salir a la calle. No de cualquier manera, eso sí.

Sanidad trabaja ya en colaboración con pediatras, psicólogos, virólogos y epidemiólogos para establecer un protocolo de actuación al respecto.

Condiciones

Aunque no hay nada decidido, Sánchez confirmó que los niños saldrían «un rato al día». Los expertos proponen un tiempo de entre 30 minutos y una hora. Sería un intervalo suficiente para que los pequeños rompieran la rutina y el estrés que provoca el confinamiento. Eso sí, no podrían reunirse con más niños ni acudir a los parques, aún cerrados.

El protocolo marcará también los 12 años como la edad máxima para salir. Los expertos aseguran que son los niños de entre 3 y 8 años los que se encuentran en situación más crítica porque su cerebro está en pleno desarrollo. Privarles de socializar e interactuar con otros niños puede ocasionar déficit del desarrollo a largo plazo.

Los expertos también aconsejan limitar los horarios, aunque no por franjas de edad, ya que podría complicar la organización de muchas familias con niños de diferentes edades. Sí creen que habrá que determinar horas de la mañana y de la tarde para que puedan salir.

Será imprescindible, lógicamente, que vayan acompañados por un adulto, siempre cercanos a ellos o que les de la mano. El objetivo es seguir manteniendo la distancia social.

No será obligatorio que los niños lleven mascarilla ni guantes. Por un lado, por la escasez de material. Y, por el otro, por la dificultad para encontrar para los niños. Se insiste en que da igual la edad, al volver a casa hay que lavarles bien las manos.

Los niños tendrán que salir manteniendo la distancia. Y lo mejor es hacerlo en lugares próximos al domicilio familiar. Un sitio al que no haga falta el coche y, por supuesto, nada de visitar a los abuelos.

Los expertos además aconsejan preparar a los niños durante esta semana de margen. Se les tienen que explicar bien las nuevas reglas, lo que podrán hacer y lo que no. Y, justo antes de salir, advertirles de cuánto durará el paseo y por dónde lo harán.

Publicidad

Comentarios