Isabel Díaz Ayuso se ha estrenado en la primera Sesión de Control al Gobierno en Madrid con un discurso muy polémico, que ha levantado ampollas. Entre sus ‘perlas’, preguntar “qué será lo siguiente, ¿quemar iglesias como en el 36?”.

Publicidad

“A mi me espanta la Ley de Memoria Histórica”, así resumía Díaz Ayuso su postura sobre la exhumación de Franco. La presidenta madrileña acusaba al Gobierno de dividir a los españoles. Aprovechaba además la coyuntura de la exhumación para cargar contra Pedro Sánchez. Sin duda, la pregunta más polémica de todo su discurso ha sido si las iglesias volverían a arder como en el año 36.

“¿Por qué estamos hablando ahora de este tema? Porque el PSOE y el presidente del Gobierno, con tal de parecerse más a Podemos que el propio Pablo Iglesias, lejos de promover la unidad de los españoles o resolver los problemas, nos divide”, acusaba Ayuso. “Esa es la hoja de ruta de la izquierda, con un objetivo muy claro: la Transición, la bandera, la Corona y la Constitución, porque simbolizan la unidad, la fortaleza de las instituciones y la convivencia entre todos los españoles”, afirmaba.

“Los que sí vivieron ese periodo decidieron pasar página. ¿Quiénes se creen que son para saber mejor qué sentían o pensaban quienes se fundieron en un abrazo en el 78?”, se preguntaba Díaz Ayuso. Pero el discurso levantaba aún más ampollas al preguntarse: “¿Qué será lo siguiente? ¿La cruz del valle? ¿Todo el valle? ¿Las parroquias del barrio? ¿Arderán como en el 36?”. Unas palabras que no han sentido bien en muchos círculos. Especialmente, en la redes sociales. “Sánchez pretende que sea Franco quien le saque del desastre”, decía en otro momento la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Respaldo de Cs

Ciudadanos, socios de Gobierno de Díaz Ayuso, han respaldado sus declaraciones. “Es un hecho que los conventos ardieron en el 36”, ha dicho Ignacio Aguado.

No se quedaba ahí y añadía con seguridad que “desde su gobierno en Madrid evitarán que ardan iglesias en el 2019”.

Publicidad

Comentarios