PP y Ciudadanos han coincidido en pedir al Gobierno de Sánchez que imponga de nuevo el mando único en Sanidad pero sin recurrir al estado de alarma. Ante los rebrotes de Covid-19, instan a limitar los derechos.

El aumento de los contagios y los cientos de rebrotes por todo el país han llevado a PP y Ciudadanos a pedir a Sánchez que imponga el mando único en Sanidad otra vez. Pero sin tener que recurrir al estado de alarma. Se trata de limitar derechos pero a través de reformas legales exprés.

Eso permitiría «limitar derechos sin arruinar la economía», señaló Pablo Casado. Por su parte, la portavoz de Cs en el Parlamento catalán, Lorena Roldán, recordaba que el decreto de nueva normalidad tiene mecanismos para que el Gobierno de Sánchez «tome el control y gestione la pandemia».

Casado ha asegurado que ve al Gobierno «desbordado» y «pasivo» ante los rebrotes. Y aboga por reformar urgentemente la ley orgánica de Medidas Especiales para Salud Pública de 1986. Así como también la ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1998. Con la primera, dice Casado, se podrían acordar cuarentenas y aislamientos. Y se obtendría amparo legal para prohibir la entrada a España de personas, así como obligar a los ciudadanos a someterse a pruebas sanitarias.

El cambio legal facilitará también, según Casado, localizar a personas que hayan estado en contacto con positivos en coronavirus. Así como el control de movimientos y salidas de las zonas más afectadas.

En cuanto a la segunda reforma, permitiría a los presidentes autonómicos pedir medidas de confinamiento de manera directa al tribunal superior de justicia correspondiente. O incluso al Supremo. Y es que algunos dirigentes se han encontrado con resoluciones judiciales que les impedían aislar localidades con brotes de Covid-19.

Casado aseguraba que «Pedro Sánchez va por detrás de los acontecimientos». Y que, por ello, el PP ofrecía su ayuda. Pedía para abordarlo una reunión urgente con el grupo parlamentario socialista e impulsar así estas reformas.

Descontento

Por su parte, Ciudadanos no ha tenido reparos en insistir en la necesidad del mando único en Sanidad. Sobre todo, por su descontento con la gestión de Torra respecto a la pandemia. El presidente catalán ha dado diez días antes de confinar a la población de manera total.

La portavoz del partido ha criticado que el presidente catalán «se pasara todo el sábado en la presentación de la enésima versión de Convergéncia y ahora culpe a todos los catalanes». Por eso, remitirá una carta al Gobierno de Sánchez. Piden que se «tome cartas en el asunto» y se recupere «el control para gestionar la pandemia de forma correcta».

Han recordado que para ello el Ejecutivo dispone del decreto de nueva normalidad. «Es el instrumento jurídico que le habilita para hacerse cargo de la situación», señalan.

Comentarios