El PP estaría dispuesto a «debatir» la abstención si Sánchez rompe con Iglesias. Siguiendo así el consejo de dirigentes como Feijóo o Mañueco, los populares podrían pensar en ejercer responsabilidad «patriótica» para no bloquear.

El debate sobre qué posición debe tomar el PP ante la expectativa de un Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos, apoyado por los independentistas, ha entrado de lleno en Génova. Aunque hay posturas y matices diferentes, los ‘populares’ estarían dispuestos a abstenerse si Sánchez rompiera con Iglesias.

Aunque no todos confluyen en la misma idea, en lo que sí coinciden, según publica el diario ‘El Mundo’, es en que llegado el momento, si el llamado pacto Frankenstein no llega a buen puerto, el debate de la «abstención patriótica» llegaría a Génova.

La opción la abanderan los presidentes autonómicos de Galicia, Castilla y León y Andalucía. Es decir, Núñez Feijóo, Fernández Mañueco y Juanma Moreno respectivamente. «Si el PSOE rompe con Podemos porque el pacto no le sale, habrá debate en la dirección», dicen. «Si el PSOE nos pusiera la opción sobre la mesa, nos lo plantearíamos», aseguran.

Eso sí, desde el PP aseguran que los socialistas no querrán esa posibilidad. La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ya fue muy clara: «Con Casado no».

Las cuentas no salen

Pero las cuentas, de momento, no le salen a Sánchez, por lo que podría llegar a cambiar de opinión. El PSOE podría sumar 168 votos afirmativos para la investidura. Una cifra resultante del sí del PSOE, Podemos, Más País, PNV, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe.

Tendrían que lograr además la abstención de ERC y Coalición Canaria. También el voto en blanco de Bildu o JxCat o que CC votase a favor.

En esas, Feijóo, Mañueco y Moreno coinciden en que habrá que tender la mano a los socialistas para evitar las consecuencias de un pacto con «prebendas» al independentismo. «Lo que no puede haber es terceras elecciones», dicen contundentes.

Los barones del PP temen que el pacto Frankenstein influya negativamente en la reforma de la financiación autonómica y que establezca un doble rasero con Cataluña. No solo en lo económico. También tienen miedo a los efectos que podría tener sobre el PIB las medidas que «impondrán» desde Podemos. Así, creen que «hay un clamor» para que el PP frene un Gobierno tan negativo para los bolsillos de los españoles y para la unidad territorial.

Comentarios