El PP ha invitado ya a 7 partidos para formar España Suma, la marca que ha registrado de cara a una coalición con Ciudadanos para unas próximas elecciones. Aunque entre esas formaciones no está Vox, el PP no descarta abrirles la puerta.

Publicidad

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha registrado ya legalmente la marca España Suma. Un paso preventivo ante la posibilidad de ir en coalición con Ciudadanos a unas próximas elecciones. Además, ha invitado ya a 7 partidos para que formen parte de esta nueva alianza.

Pablo Casado ha logrado así poner el foco sobre su proyecto de “refundición” del centroderecha con esta maniobra. Con este simple trámite, ha trasladado la presión sobre Albert Rivera. El líder de Cs, hasta ahora, rechaza a nivel nacional el pacto que ya suscribió en Navarra con UPN y el PP.

Junto a Ciudadanos, el PP ha querido invitar a otros 7 partidos más. Así, según publica ‘El Mundo’, los ‘populares’ ven con buenos ojos que se sumaran los regionalistas de centroderecha. Estos son UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria, el balear PI-Proposta per les Illes, Por Ávila, Plataforma Por el Pueblo Soriano y Unión del Pueblo Leonés.

“Las marcas se han creado para que, desde el PP, quien quiera las pueda usar, si se dieran las condiciones, y sumar desde ahí a otras formaciones, fundamentalmente Ciudadanos”, aseguran en la dirección ‘popular’.

Vox

De momento, el PP no ha citado el nombre de Vox entre las formaciones que le gustaría que se unieran a España Suma. Aunque Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del partido en el Congreso, sí ha dejado la puerta abierta a la formación.

Respondía también que todo dependerá del papel que quiera jugar Vox en España Suma “y de qué políticas defendieran”. Algo nada difícil, pues han logrado el pacto en Andalucía y Madrid.

Sin embargo, Álvarez de Toledo pone el foco sobre Ciudadanos. Explica que Rivera tendría que pensarlo “porque los números que habría obtenido España Suma en las elecciones son un argumento para presionar a Sánchez”.

También cree que es cuestión de tiempo que ‘populares’ y naranjas confluyan en un proyecto electoral. “Ese espacio político se acabará reagrupando y esta fragmentación terminará con una especie de efecto péndulo hacia espacios comunes”, decía.

Publicidad

Comentarios