El PP ha terminado por quitar un escaño que se daba por hecho al PNV en la provincia de Vizcaya tras el recuento de los votos de los residentes en el extranjero. Los populares suben así a 89 diputados mientras los nacionalistas vascos se quedan en seis. Algo que complica un poco las cuentas de Sánchez.

Publicidad

Al final serán 89 los escaños que ocupe el PP en el Congreso esta Legislatura, que arrancará el 3 de diciembre. El recuento del voto de los residentes en el extranjero ha otorgado un diputado más a los populares, quitándoselo al PNV, quien ya contaba con él.

A la espera de posibles impugnaciones de actas y votos nulos, el PP tendrá un diputado más, por la provincia de Vizcaya. Hasta ahora, ese escaño pertenecía al PNV, que sumaba 7 diputados, quedando ahora, así, en 6. Algo que complica un poco más las cuentas de Sánchez, quien anda justo de apoyos para formar Gobierno.

Si la coalición entre PSOE y Podemos obtuviera el previsible ‘sí’ del PNV, ahora con seis diputados, más los tres de Más País, el del PRC, el del BNG y el de Teruel Existe, Sánchez sumaría 167 apoyos. Necesitaría entonces 17 abstenciones para ser elegido presidente en segunda votación. No le serviría ya solo con la abstención de ERC (13 escaños). Sino que tendría que sumar a otros grupos como Bildu (5 diputados). Ya no le serviría con la abstención de ERC y Coalición Canaria, porque se quedarían en 15. Ni tampoco la improbable de Cs y Bildu, cuya suma también se quedaría en 15.

El cambio de diputado hará que Sánchez necesite convencer a CC para que le de sus dos síes. Con ello, solo le harían falta las 13 abstenciones de ERC.

De nuevo en el País Vasco

El PP vuelve así a tener representación en el País Vasco. En abril perdieron el escaño que tenían por Álava. La lista de Javier Maroto no obtenía diputado y éste era recolocado como senador por designación autonómica en Castilla y León.

La elaboración de las listas para la convocatoria del 10-N enfrentaba de nuevo al PP vasco con la dirección nacional, que impuso a los cabezas de lista. Marimar Blanco se quedaba sin escaño en Álava también.

Sin embargo, ahora, tras el recuento, consiguen escaño por Vizcaya. Un diputado que ha estado en pugna desde el domingo. Y es que al PNV y al PP apenas les separaban 160 votos. El recuento final le da ese escaño a los ‘populares’.

Publicidad

Comentarios