El PP se plantea ahora una “fusión” con Ciudadanos para atacar a Vox desde el centro. Fuentes populares aseguran que quieren una coalición amplia en la que quepan algunos de los dirigentes de la formación naranja.

Publicidad

El pacto de Gobierno entre PSOE y Podemos y el resultado de las elecciones ha llevado al PP a abrir el debate interno en varias direcciones. Una de ellas plantea ya una “fusión” con Ciudadanos. Una coalición en la que quepan algunos dirigentes de la maltrecha formación naranja. El objetivo sería atacar a Vox por el centro, siendo así la única fuerza centrista de todo el Congreso.

Fuentes populares aseguran que las elecciones del País Vasco podrían ser la mejor oportunidad para ponerlo en práctica. Está previsto que se celebren en el otoño de 2020 pero podrían incluso adelantarse.

Ya plantearon la coalición España Suma pero Ciudadanos no quiso alinearse con el PP para estas generales. Tras el batacazo electoral de la formación naranja, ahora insisten en esta fórmula. Los populares, además, ven positivo la “fusión” para ampliar su espacio de centro. Con ello podrían rebatir los argumentos de Vox.

¿Reunión con Arrimadas?

Aunque la idea de fusionarse con Cs es “a medio plazo”, parece que hay dirigentes populares trabajando ya con ahínco en conseguir la unión. Algunos afirman haber mantenido reuniones informales con Inés Arrimadas, señalada ya como sustituta de Albert Rivera al frente de la formación.

Desde el PP se muestran convencidos de que es el momento perfecto para incluir a dirigentes de Cs en sus filas. Porque el partido está destinado a acabar siendo una fuerza menor. Incluso, hay quien lo compara ya con UPyD.

Sin embargo, el entorno de Arrimadas ha negado tajantemente que haya mantenido ninguna reunión con algún dirigente del PP. Ni que se haya barajado la posibilidad de la coalición electoral.

Publicidad

Comentarios