El PP y Vox han denunciado ante la Fiscalía al ministro José Luis Ábalos por su encuentro con Delcy Rodrñuguez, mano derecha de Nicolás Maduro. Casado considera que podría haber cometido un delito de desobediencia.

Publicidad

El encuentro entre José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez sigue sacudiendo a la política española. El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este jueves «medidas judiciales» contra el ministro por esa reunión en el aeropuerto de Barajas con quien es la vicepresidenta venezolana, número dos de Maduro.

Los de Casado consideran que Ábalos podría haber cometido un delito de desobediencia y otro delito de prevaricación. Porque no deportó a Rodríguez, que tiene prohibido pisar suelo europeo.

La medida que tomará el PP se anunciaba después de que Vox comunicara también que había presentado una denuncia ante la Fiscalía por ese encuentro.

Los de Casado han explicado que formalizarán este jueves la denuncia. Después de haber intentado estos días impulsar una comisión de investigación en el Congreso. También han registrado una batería de preguntas al Gobierno al respecto. Además, han solicitado las cintas de grabación del aeropuerto. El fin es comprobar la secuencia de movimientos del ministro y de Rodríguez.

El líder del PP ha calificado de «gravedad extrema» lo sucedido. Porque considera que las sanciones de la UE contra los dirigentes de Maduro obligaban a la repatriación inmediata de Rodríguez. «Aquí es una persona buscada por la UE, que aterriza en un país de la UE y es el propio Gobierno el que le ayuda a transitar y abandonar el país», dice.

Sanciones

Las sanciones de la UE contra Venezuela obligan a los Estados europeos a adoptar «las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él» hasta 25 altos cargos de Maduro. Entre ellos, Delcy Rodríguez.

La UE también congeló fondos y recursos económicos de todos ellos en territorio europeo. Medidas que se tomaron en 2017.

Tanto el PP como Vox han solicitado que Ábalos declare para dar explicaciones de lo ocurrido. Y recuerdan las cinco versiones diferentes que el ministro ofreció sobre el encuentro. Casado considera que el Gobierno tendría que haber deportado a Rodríguez o haber denunciado para que fuera procesada. «Queremos que la justicia dirima qué pasó, ya que Ábalos no quiere dar explicaciones en sede parlamentaria», concluía Casado.

Publicidad

Comentarios