Prisiones ha determinado el segundo grado para los presos del 1-O y les abre la puerta a trabajar o salir para colaborar con una ONG, como Urdangarin. Así, los condenados permanecerán en la cárcel al menos dos meses más.

Publicidad

Las juntas de tratamiento de las tres cárceles catalanas en las que cumplen condena los presos del 1-O han determinado que sigan encerrados en segundo grado. Así, permanecerán en prisión al menos dos meses más.

Los condenados seguirán encerrados así en el mismo régimen actual. En un módulo con otros internos y permitiéndoles visitas y comunicación con el exterior. La decisión no es en firme y ahora tendrá que ser refrendada por el Departamento de Justicia. Para ello tiene un plazo máximo de dos meses.

Una vez obtengan la resolución, las defensas de los nueve condenados podrán presentar recurso reclamando el tercer grado. Ese régimen les permitiría salir cada día de la cárcel e ingresar para dormir en un centro abierto.

Artículo 100.2

También tiene otra vía, que es el segundo grado con aplicación del artículo 100.2 del reglamento. Esto les permitiría salir cada día unas horas para realizar un trabajo. O para hacer voluntariado, como Urdangarin. En el primer caso, eso sí, no podría ser función pública, ya que están inhabilitados.

Esta petición tampoco llegará antes de dos meses. Tendrán que esperar a la resolución del Departamento de Justicia.

Se abre así la puerta a que puedan salir varios días a la semana. La decisión depende de las juntas de tratamiento. Y no pasa por la administración. El juzgado de vigilancia, eso sí, debe refrendarlo.

A su vez, la Fiscalía puede revisar tanto este procedimiento como el del tercer grado en caso de solicitarse. En el supuesto de que la aplicación del artículo 100.2 fuese recurrida, se revisaría en el Audiencia de Barcelona.

Publicidad

Comentarios