El próximo lunes 8 de junio, hasta el 52% de los españoles estarán ya en fase 3 de la desescalada, la previa a la llamada ‘nueva normalidad’. Las provincias que habían pedido el pase logran avanzar en la desescalada.

Publicidad

Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Extremadura, Murcia, Baleares, Canarias y Andalucía estarán este próximo lunes 8 en fase 3. Así lo ha confirmado Sanidad este viernes, aprobando el pase a todas las provincias que lo habían pedido. Junto a las islas que ya estaban en esta etapa de desescalada, se preparan ya para llegar a la ‘nueva normalidad’.

Y es que esta fase 3 es sólo el paso previo a la desescalada total. A una nueva rutina en la que adaptarse a vivir con el virus sin dejar de hacer vida normal.

Por primera vez desde que comenzara la desescalada, Andalucía pasa en su totalidad de fase. Hasta ahora, Granada y Málaga habían ido retrasadas respecto al resto. Ahora, la comunidad al completo avanza al mismo ritmo.

No pase así en Castilla La Mancha. Mientras Guadalajara y Cuenca pasan a fase 3, Toledo, Ciudad Real y Albacete se mantendrán en fase 2. Las tres llevan sólo una semana en la segunda etapa, por lo que tienen que esperar.

Esto mismo sucede en Comunidad Valenciana, donde ni siquiera habían pedido el pase de fase. Conscientes de que aún les queda una semana para asentar la fase 2 en su territorio.

Diferente destino el de las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta. La primera dará el salto a la fase 3 mientras que la segunda se queda en la 2. Y muy controlada por el rebrote de contagios descubierto la semana pasada. Tanto es así que Sanidad amenazó con incluso bajarles a fase 0 si no lograban controlar las nuevas infecciones.

Movilidad entre provincias

La fase 3 llega con una novedad muy importante. Las CCAA que así lo soliciten, y que cuenten con el visto bueno de Sanidad, podrán permitir la movilidad entre sus provincias. Se espera que pueda suceder en autonomías como Extremadura, Aragón o Andalucía, donde todas sus provincias se encuentran en la misma fase.

Además, a partir del lunes 8, los gobiernos regionales serán quienes aborden lo que resta de desescalada. Podrán decidir, sin tener que esperar a los 15 días establecidos en un primer momento, cuándo entrar en la ‘nueva normalidad’. Abandonarán así el estado de alarma y ampliarán aún más las medidas de alivio, recuperando los aforos habituales y las rutinas.

Publicidad

Comentarios