El PSC de Miquel Iceta sigue insistiendo en defender a Cataluña como una nación y a España como un Estado plurinacional. Y catalogan el federalismo como sinónimo de “reconocimiento, autogobierno y gobierno compartido”.

Publicidad

El PSC insiste en el concepto de “reconocer Cataluña como nación y España como un Estado plurinacional”. Tanto es así que aparece como una de las propuestas que la formación incluye en el documento marco que el partido quiere aprobar en su XIV Congreso, que se celebrará entre los días 13 y 15 de diciembre.

El texto ha sido publicado en la web del partido. En sus 36 páginas se recogen las propuestas de los socialistas sobre el encaje de Cataluña territorialmente en España. Apuestan claramente por el federalismo. Pero también por otras cuestiones como la lengua, el trabajo, la emergencia climática o la inclusión social.

El primer punto del texto asegura que Cataluña y España tienen una historia “entrelazada”. Y que son “plurales y diversas”. “Un conjunto de pueblos con singularidad propia con lazos sociales, culturales y políticos que los han mantenido unidos”, recoge.

Cataluña como nación

El PSC insiste en reconocer a Cataluña “como nación” porque “es nuestra manera de entender nuestra unión y la igualdad en la diversidad”.

Un punto de vista nada novedoso, ya que en documentos anteriores el partido que lidera Miquel Iceta dejó clara su posición al respecto.

“Queremos una Cataluña capaz de forjar su futuro como nación”, dicen. “Garantizando así la continuidad de su lengua y su cultura y con pleno respeto a las lenguas habladas en el territorio en una relación federativa y plurinacional con España”, añaden.

Ahora, el PSC reconoce que en Cataluña se ha instalado “una división importante” y “una crisis institucional sin precedentes”. Todo ello fruto de “décadas de nacionalismo conservador hegemónico”. Y de una decisión de “exacerbar los sentimientos, dividiéndonos entre quienes consideran quién es y quién no es catalán”.

El conflicto, aseguran, ha sido “agravado por el victimismo”. Porque, dicen, se ha tergiversado la historia y la situación de Cataluña. El PSC, además, critica el “uso partidista de las instituciones” y “la falta de imparcialidad y neutralidad de los medios de comunicación públicos”.

Publicidad

Comentarios