El PSOE buscará con ERC no solo asegurar la investidura de Sánchez sino también los Presupuestos. Algo que daría estabilidad al Gobierno. Al menos, durante un año.

Publicidad

Los equipos negociadores de PSOE y ERC están ya reunidos. Este jueves arranca las conversaciones cara a cara entre ambos partidos. Del acuerdo entre ambos depende en gran medida la investidura de Sánchez. Los socialistas quieren, de hecho, no solo asegurar ese nombramiento sino atar también los Presupuestos. Algo que daría estabilidad al Gobierno al menos durante un año.

Sobre la mesa de los socialistas sigue activo el primer plan de Gobierno. Esto es lograr la investidura con los 169 síes posibles de PSOE, Podemos, PNV, Más País, Coalición Canaria, PRC, BNG y Teruel Existe. Las abstenciones de ERC y las de Bildu, que no son imprescindibles. Y los noes de PP, Vox, Ciudadanos, Navarra Suma, JxCat y la CUP. Para lograrlo, ya se han puesto manos a la obra con los republicanos, con quienes se han reunido este jueves y con quienes están dispuestos a ser muy flexibles.

De momento, el PSOE ha aceptado la idea de una mesa de partidos. En ella se podrá hablar de todo, aunque no todo será negociable, como avisaba Carmen Calvo. Por su parte, ERC reclama un calendario para el proceso de diálogo sobre el conflicto catalán. Aunque las conversaciones se han sucedido en los últimos días, lo cierto es que unos y otros saben que lo importante es lo que se ponga sobre la mesa este jueves.

Los socialistas, además, acuden con varios objetivos claros. El primero, lograr la investidura de Pedro Sánchez. A diferencia del mes de julio, quieren establecer una fecha de pleno con la certeza de que el nombramiento saldrá adelante. Y el segundo objetivo no es otro que conseguir atar los Presupuestos con el apoyo de ERC.

El PSOE quiere que los republicanos les den una garantía de que esta vez sí permitirá la aprobación de esos Presupuestos Generales. Esa situación permitiría la gobernabilidad y estabilidad del Gobierno.

Negociación

Todos esos objetivos y posiciones se pondrán encima de la mesa este jueves. Ábalos, Lastra e Illa (secretario de Organización del PSC) son los tres representantes del PSOE. Por parte de ERC han acudido Rufián, Marta Vilalta y José María Jové. Este último está imputado por malversación de fondos públicos, desobediencia grave y revelación de secretos por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Tanto Vilalta como Jové representan al sector más duro de ERC. El que tiene también más dudas sobre el pacto con el PSOE. Mientras, Rufián siempre se ha mostrado positivo con los socialistas y el diálogo.

Publicidad

Comentarios