El PSOE no ha dudado en cambiar el discurso ahora y ya no descarta ni ministros de Podemos en el Gobierno ni depender de la abstención de ERC para que Sánchez pueda gobernar.

Publicidad

Aunque por activa y por pasiva el PSOE se ha encargado de decir que no daría sillones en el Gobierno a Podemos ni que dependerían de la abstención de los independentistas, este miércoles José Luis Ábalos ha cambiado ya el discurso.

Un giro provocado, aseguran, por los vetos expresados por PP, Ciudadanos y UPN a la investidura de Sánchez. Solo un día después de reunirse el presidente con Iglesias, Casado y Rivera, desde el PSOE hacen un balance ciertamente negativo. El revés ha sido tal que les ha obligado a cambiar el discurso.

Por eso, ya no descartan apoyarse en la abstención de los independentistas de ERC. Tampoco en permitir la entrada de ministros de Podemos en el futuro Gobierno.

Así lo ha expresado Ábalos tras reunirse con PNV, Compromís y UPN este miércoles. De cara a la investidura, dice, se “deben tener en cuenta a los 350 diputados”. “Todos ellos merecen el mismo respeto”, añadía. Fuentes socialistas puntualizaban después que aunque el apoyo de los independentistas no es políticamente deseable, sí cuenta desde el punto de vista numérico.

A priori, la abstención de Ciudadanos y PP no era necesaria para mantener no depender de los independentistas. Sin embargo, UPN señalaba este miércoles que si la socialista María Chivite se hace con la presidencia con la abstención de Bildu, sus dos diputados nacionales no apoyarán a Sánchez.

Ministros de Podemos

Además de levantar el veto a ERC principalmente, el PSOE ahora tampoco descarta incluir a ministros de Podemos en el Gobierno. Según Ábalos, tienen que centrarse en los partidos “que se han mostrado dispuestos a colaborar”. Y con ello, apoyar la investidura de Sánchez.

Y dan por cerrada, además, la opción de una abstención de PP o Ciudadanos.

Publicidad

Comentarios