PSOE y Podemos discuten estos días los últimos flecos de su acuerdo de Gobierno y se ‘rifan’ el ministerio de Universidades, que podría ir a parar a los ‘comunes’.

Publicidad

Las negociaciones entre Sánchez e Iglesias están muy avanzadas a la hora de conformar el futuro Gobierno de coalición. A falta de unos cuantos flecos y la ‘rifa’ de Universidades, parece que ambos tienen el acuerdo muy adelantado.

En Podemos, las confluencias aspiran a tener representación ministerial, por lo que es previsible que los ‘comunes’ se hagan con una de las carteras. Y también es más que probable que sea el Ministerio de Universidades, lo que supondría el cuarto puesto para los de Iglesias.

De momento se desconoce quién será la persona que dirija esa cartera. Aunque todo parece indicar que pueda ser Rosa Lluch, cabeza de lista de En Comú Podem al Senado. Es hija del que fuera ministro de Sanidad en el 82, y asesinado por ETA en el 2000.

La discreción se ha convertido en la tónica general de las negociaciones desde que se firmó el preacuerdo de Gobierno. Y aunque no será hasta después de la investidura que se den a conocer todos los detalles, algunos han trascendido ya. A los de Iglesias irán a parar las carteras de Igualdad y Trabajo. El primero lo ocuparía Irene Montero y el segundo Yolanda Díaz, de Galicia en Común. A ello habría que sumar la vicepresidencia ‘social’, que ostentaría Pablo Iglesias.

Universidades, el cuarto ministerio

Los morados han decidido renunciar a algunas competencias a cambio de abrir la posibilidad a tener un cuarto ministerio. Algo que permitiría buscar un Consejo de Ministros en el que tengan espacio todas las confluencias de Podemos.

El cuarto ministerio gana fuerza según pasan los días. Eso permitiría, además, a Alberto Garzón ser ministro. Aunque el dirigente ha asegurado que no es la prioridad, lo cierto es que Iglesias le quiere dentro. Eso sí, ocuparía una cartera menor como Juventud o Comercio.

Con todo ello, el Gobierno podría llegar a tener veinte ministerios. A los 17 actuales se pretende sumar otros como Igualdad o Universidades, que se desligaría así de Ciencia y Educación.

Con las negociaciones avanzadas, PSOE y Podemos se esfuerzan por lograr los apoyos necesarios para la investidura. Los de Iglesias han preferido quedarse en un segundo plano y que sean los socialistas quienes dirijan las conversaciones para lograrlo.

Publicidad

Comentarios