El PSOE se ve ya con 145 escaños si se repiten elecciones. Las encuestas que maneja Moncloa mejoran, sin duda, el resultado de los comicios del 28 de abril. Algo que hace a muchos pensar que a Sánchez no le importaría tener que llamar a urnas de nuevo.

Publicidad

Pedro Sánchez y los suyos subirían hasta los 145 escaños si se repitieran elecciones en unos meses. Es el resultado que maneja Moncloa sobre el PSOE en las encuestas. Con estos datos, muchos creen que el presidente del Gobierno empuña el lema “resiste y vencerás”. Y es que los sondeos le dan, sin duda, mucho mejor resultado ahora que antes de celebrarse los comicios del 28 de abril.

Con este respaldo detrás, Sánchez se ve seguro de sus posibilidades. Ya sea en la investidura de julio o en una hipotética de septiembre u octubre. De hecho, tanto es así que ha decidido no volver a ver a Iglesias y mantener el pulso con él. Dejará al líder de Podemos como culpable de no sacar adelante la investidura. Algo que desde Moncloa creen que les beneficiará.

Este martes, junto a Batet, tomará la decisión de establecer una fecha para la investidura. Todo hace pensar que será en la tercera o cuarta semana de julio. Hay quien incluso lo adelanta al 10 de julio.

Entre los socialistas están seguros de que Iglesias dará marcha atrás y apoyará la creación de un Gobierno del PSOE. La sombra de otras elecciones le llevaría a ser el señalado del bloqueo. Demasiado lastre para el partido morado, que perdería votantes. Algo que ya experimentó en la época de Rajoy y su ‘no’ al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos.

Sondeos

Según las encuestas que se manejan en Moncloa, el PSOE sacaría en otras elecciones hasta 145 escaños. El PP también se vería recompensado, subiendo hasta los entre 85 y 90 diputados.

Por su parte, Ciudadanos bajaría ligeramente y Podemos y Vox sufrirían sendos cataclismos electorales.

Con unos resultados tan halagüeños, no es de extrañar que en el PSOE no teman unas nuevas elecciones. De hecho, parte del núcleo duro está incluso deseando que se repitan. Aunque siempre hay voces que ponen cordura y aseguran que fiarse de las encuestas es jugar con fuego.

Publicidad

Comentarios