Carles Puigdemont ha comparecido este martes en la comisión de investigación por la aplicación del artículo 155 en el Parlamento de Cataluña. Lo ha hecho por videoconferencia y para asegurar que «la DUI era la única opción digna».

Publicidad

A través de una videoconferencia, ya que sigue huido de la Justicia, Carles Puigdemont comparecía en la comisión de investigación del 155. Comenzaba su intervención asegurando que la aplicación del artículo supuso para el Estado «una de las más negras de su historia reciente». «Pesará como una losa en las relaciones entre España y Cataluña», ha dicho. Algo que le ha servido para justificar que «la DUI era la única opción digna».

Puigdemont ha asegurado que hizo todo lo posible por evitar que se aplicara el 155. También ha afeado que España «puso la patria por encima de la justicia y los derechos». No ha dudado el expresidente catalán en calificar de «golpe de Estado» la aplicación del artículo constitucional.

«El 155 no otorga poderes ilimitados», ha recalcado Puigdemont. Y critica que se aplicara un artículo tan poco explícito. Cree que la única voluntad era «castigar» y «vengarse» por el 1-O. Y considera que «perjudicó a los 7,5 millones de catalanes». Incluidos, ha dicho, los que defienden permanecer en España.

En todo momento, Puigdemont ha asegurado que trató de impedir la aplicación del 155. Y que por eso declaró la DUI. También ha asegurado que ofreció convocar elecciones a cambio de que «el Estado descartara el 155, cesara la represión y el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, la salida de los cuerpos policiales del Estado desplazados esas fechas en Catalunya y el final de la intervención de las finanzas de la Generalitat».

Pero, asegura, «el Gobierno de Rajoy no dio ninguna garantía, por lo que la DUI era la única opción digna y democrática».

El expresidente catalán ha pedido que se asuman «responsabilidades». Y critica que «nadie haya pedido disculpas».

Sin Cs, PSC y PP

En la sala de la comisión había una notable presencia de consejeros de JxCat y ERC. Así como diputados de ambos partidos. Pero ningún representante de Cs, PP y PSC, que no han participado en la comisión, que consideran partidista.

En el orden del día figuraban también el expresidente del Senado Pío García-Escudero y el exportavoz del PP en el Senado Ignacio Cosidó. Pero ninguno de los dos ha acudido.

El presidente de la comisión, el diputado de JxCat Toni Morral ha anunciado que, al ser la segunda vez que son citados y no comparecen, serán llevados a la Fiscalía.

 

 

Publicidad

Comentarios