Carles Puigdemont está ya a solo un paso de ser eurodiputado. El Parlamento Europeo ha acelerado los trámites para darle el acta y, pendientes solo de un informe, cumplir así la sentencia sobre Junqueras.

Publicidad

Será este mismo viernes cuando el Parlamento Europeo acelere e inicie los trámites para darle a Puigdemont su acta como eurodiputado. Tras la sentencia sobre Junqueras, el expresidente catalán y el exconsejero Toni Comín podrían salir beneficiados y acceder a su cargo en unos días.

Elegidos en las pasadas elecciones europeas de mayo, Puigdemont y Comín podrían ocupar sus escaños próximamente.

Desde el Europarlamento parecen dispuestos a poner en marcha el proceso de acreditación. Pero recuerdan que la división administrativa cierra pronto este viernes. Y que la Eurocámara no retomará su actividad hasta el 6 de enero. Por lo que a los fugados de la Justicia española les quedan unos cuantos días por delante aún para ser eurodiputados.

La institución espera todavía un informe de sus servicios sobre las medidas necesarias para cumplir la sentencia sobre el caso Junqueras. Podría llegar este mismo viernes. Eso permitiría a Puigdemont y Comín solicitar su reconocimiento como eurodiputados.

Fuentes próximas a ambos aseguran que se personarán este viernes en el Parlamento para dar los primeros pasos para lograr su acta.

Veto levantado

De momento, el Parlamento Europeo levantó este pasado jueves el veto que pesaba sobre los dos desde la reactivación de la euroorden de detención y entrega.

Esta retirada demuestra que el Parlamento ya reconoce de forma oficiosa a Puigdemont y Comín como eurodiputados electos. Cubiertos además por una inmunidad que les libra de ser detenidos.

Aunque los trámites se hayan puesto en marcha este viernes, el Europarlamento reconoce que pueden no completarse en una sola jornada. Y no descartan que no puedan ser nombrados oficialmente eurodiputados hasta la vuelta de vacaciones de Navidad.

Con ellos dos, se ocuparían la mitad de los escaños de independentistas fugados. De los dos restantes, uno pertenece a Junqueras. El exvicepresidente catalán, en principio, no podrá ocuparlo. Su condena es firme en España. El otro escaño está destinado a Clara Ponsatí. 

En su caso, tendrá que esperar como mínimo hasta febrero de 2020. Y es que su puesto depende de la consumación del Brexit.

Publicidad

Comentarios