Carles Puigdemont ha decidido recurrir a la fundación que medió entre Zapatero y ETA. El fin es que interceda por los presos y los huidos del ‘procés’. Para ello, ha pedido ayuda a Otegi.

Publicidad

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha recurrido a la fundación Henry Dunant para que intermedie por los presos y los huidos del ‘procés’. Se trata de la misma institución, con sede en Suiza, que medió entre ETA y el Gobierno de Zapatero. A petición y elección de la banda terrorista.

Puigdemont habría pedido ayuda, además, a Arnaldo Otegi, que se entrevistó el pasado mes de mayo con representantes de la fundación. Junto a él, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, también huida, y el historiador Josep Lluís Alay, que iba en representación de Puigdemont. Alay fue uno de los cuatro detenidos junto al expresidente cuando éste intentaba librarse de la orden de busca y captura del Supremo contra él.

Según publica este lunes el diario ‘El Mundo’, Puigdemont buscaba que la fundación, me manera inmediata, intermediase ante el Gobierno español para encontrar una solución a la situación de los políticos presos. Y también para resolver el caso de los huidos como él. En general, planteaba una salida al conflicto político entre Cataluña y el Ejecutivo.

Cualquier proceso de negociación podría ocasionar que tanto Puigdemont como Rovira pudieran evitar la cárcel. Si la fundación les diera el mismo estatus que en su momento le dieron a Josu Ternera.

La reunión se produjo en mayo pero no fue hasta el pasado sábado que Puigdemont anunciaba su propósito de buscar una “negociación con el Gobierno de España”. En ella tendría que haber un mediador internacional así como la “unidad política” de los independentistas. Eso sí, no reveló que había elegido a la Henry Dunant ni que Otegi había ayudado.

Otegi, orientador

Otegi tiene experiencia de sobra para orientar a Puigdemont. Ya participó en las negociaciones fallidas entre el Gobierno y ETA. Primero, en las que mantuvieron los los miembros del PSE. Y Después tras el atentado de la banda en la T4 de Barajas.

Fue la dirección de ETA precisamente la que propuso a la fundación Henry Dunant. Y el Gobierno de Zapatero lo aceptó. Otegi guarda buenos recuerdos pese a que las negociaciones fracasaron. Y es que, entre otras cosas, daban el mismo estatus al Gobierno y a los terroristas. Incluso, salieron en defensa de éstos últimas en alguna ocasión. También porque abogaban por un final de ETA sin vencedores ni vencidos.

Publicidad

Comentarios