Carles Puigdemont se ha desentendido de los CDR detenidos y de cualquier vinculación con ellos. “Quieren colgarme el muerto del terrorismo”, se queja. El objetivo, asegura, sería reactivar la euroorden para que Bélgica le entregue a la Justicia española.

Publicidad

En el segundo aniversario del 1-O, Carles Puigdemont ha concedido una entrevista para Catalunya Radio. Un encuentro en el que ha aprovechado para desvincularse de los CDR detenidos la semana pasada. El expresidente catalán ha asegurado que no se ha visto con ellos pero que están intentando “colgarme el muerto del terrorismo”.

Puigdemont también ha negado haber tenido contacto con ellos. Ni siquiera a través de su hermana Anna, que ha desmentido las informaciones que la vinculaban a los CDR. Y ha dejado claro que “no necesito ningún intermediario para poder hablar con el presidente Quim Torra”.

“Se inventan cosas para comprometer a una persona”, se quejaba Puigdemont. “Lo publicado hasta ahora”, dice Puigdemont, no es más que un intento por parte del Estado “de colgarme el muerto del terrorismo”. El objetivo de esto sería, a su juicio, “avalar la tercera euroorden” contra él.

En su entrevista, ha quiero desmarcarse también de cualquier vía violenta para lograr la independencia. “Es una fantasía pensar que hay un atajo que no sea la no violencia”, ha dicho. Tras reiterar que no tuvo contacto con los CDR detenidos, ha vuelto a sostener que se pretende “activar una tercera euroorden y entregarme”. “A ser posible, por una causa de terrorismo”, apostillaba. Pero, decía, “nosotros salimos de casa con la violencia condenada”.

No ha dudado Puigdemont en comparar estas “campañas” con los GAL. Pero se ha mostrado seguro de que el independentismo “ha demostrado que es un movimiento pacífico”.

Artículo 155

Ante las advertencias de Pedro Sánchez de aplicar el artículo 155 si fuera necesario, Puigdemont ha reclamado “un poco de mesura”. “Que se tenga que aplicar un 155 por unos indicios de violencia, no sé, en el País Vasco hubo casi mil muertos y no han aplicado nunca el 155”, comparaba.

El expresidente catalán cree que Sánchez “tiene ganas de aplicar el 155”. Y ha recordado que el Senado está disuelto. Algo que, a su vez, el presidente del Gobierno ha dicho que no sería un problema, ya que el Ejectivo en funciones podría aplicarlo.

Considera además que Sánchez está en campaña y que “sabe que ir en contra de las aspiraciones de Cataluña da votos”.

Respecto a las elecciones del 10-N, Puigdemont ha pedido que la ciudadanía catalana acuda a las urnas. “¿Qué mejor respuesta si, semanas después de la sentencia, sale un resultado explícitamente claro de la voluntad del pueblo de Cataluña?”, ha dicho.

Lo que sí ha dado por perdida es una lista unitaria de su partido con ERC o la CUP.

Publicidad

Comentarios