Carles Puigdemont se ha presentado ante la Justicia belga para recibir la euroorden y, a la vez, se ha opuesto a ser entregado a España, en presencia de sus abogados. Todo parece indicar que quedará libre y será citado en los próximos días.

Publicidad

Casi dos años después de su huida a Bélgica, Puigdemont vuelve a ser requerido por la Justicia española. El juez Llarena reactivaba la euroorden para que el expresidente catalán comparezca en España. Sin embargo, ha decidido acudir a la Justicia belga para oponerse a ser entregado.

Ha sido este viernes cuando Puigdemont ha acudido a recoger la euroorden dictada por el Supremo tras emitir la sentencia del 1-O. El expresidente recibía la notificación y se oponía a ser entregado a España.

Puigdemont está aún a la espera de saber si será interrogado o no. Pero sea cual sea la decisión, todo parece indicar que quedará libre y volverá a ser citado en los próximos días.

El trámite de la euroorden no es ajeno para Puigdemont. De hecho, es la segunda vez que la Justicia española emite una así. Y la tercera sumando la que provocó su detención en Alemania. Tras ser reclamado después de huir de España, el expresidente catalán se presentaba en Bélgica voluntariamente. Pretendía demostrar que estaba dispuesto a colaborar. Tras declarar varias horas, fue puesto en libertad con la condición de no abandonar el país. También tendría que comparecer cada vez que fuera llamado y comunicar una residencia fija.

Grande-Marlaska

Por su parte, el ministro Grande-Marlaska ha pedido a las autoridades belgas que no entorpezcan la entrega de Puigdemont.

“Espero que lo acabe extraditando. Estamos en la UE y hemos mamado los mismos valores que nos hacen sociedades democráticas: el Estado de Derecho, la libertad y la igualdad. Significa que la resolución que dicta un juez de Marsella o Barcelona tiene el mismo valor, porque todos partidos de los mismos valores”, decía.

“El señor Puigdemont puede y debe ser entregado a España”, concluía el ministro de Interior.

Publicidad

Comentarios