Arancha González Laya será la nueva ministra de Exteriores de Pedro Sánchez. Las competencias de su ministerio se ampliarán respecto a las de su antecesor, Josep Borrell, pasando a ser Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Publicidad

De nuevo Pedro Sánchez confía en un perfil consolidado y veterano para el ministerio de Exteriores. Esta vez, además, de marcado aspecto económico. Lo hace con Arancha González Laya, una jurista española que ha sido subsecretaria de general de la ONU entre otras cosas.

Nacida en Tolosa hace 50 años, Arancha González Laya es actualmente Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, la agencia de desarrollo conjunta con las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Comercio. Un cargo que ocupa desde agosto de 2013 por designación del Secretario General de la ONU.

González Laya comenzó su carrera en el sector privado, como asociada de un despacho de abogados alemán en Bruselas. Por aquel entonces asesoraba a empresas en derecho de competencia, comercio y ayudas de Estado.

Entre 2002 y 2005 fue portavoz de comercio para la Comisión Europea y asesora del Comisario de Comercio. Desempeñó diversas funciones en la Comisión Europea, tanto en comercio internacional como en relaciones exteriores. Participó en negociaciones sobre acuerdos con Mercosur, Irán, el Consejo de Cooperación del Golfo y los Balcanes. Y apoyó a países en desarrollo a acceder al mercado europeo.

Entre 2005 y 2013 fue jefa de gabinete de Pascal Lamy durante el mandato de éste como Director General de la Organización Mundial de Comercio. Y fue su representante (sherpa) en el G-20 durante su mandato. Impulsó el comercio sostenible y en 2014 era la encargada de inaugurar el primer Foro de Comercio Sostenible. Lograba reunir al sector privado y al público para instarles a desarrollar soluciones que aseguran coherencia entre el comercio y el cambio climático.

En 2015 lanzaba la iniciativa SheTrades. El objetivo era conectar a tres millones de empresarias de los diferentes mercados. E impulsó la adopción de la Declaración de Buenos Aires sobre Mujeres y Comercio.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra tiene también un postgrado en la Carlos III de Madrid.

Retos

Entre sus retos como nueva ministra de Exteriores está el de continuar restituyendo la reputación exterior de España, dañada tras el desafío independentista.

Tendrá además que marcar un perfil propio en la UE en materias como la dimensión exterior de la migración. O el Brexit. Suyo será el reto de despejar la futura relación que tendrá Gibraltar con la UE, sobre la que España tendrá derecho de veto. Constituye, sin duda, una de sus tareas principales como líder de la diplomacia española.

Con sobrada preparación, un perfil económico, habla cinco idiomas y tiene una extensa carrera internacional.

Publicidad

Comentarios