La reacción del Gobierno al boicot independentista a Miquel Iceta no se ha hecho esperar. Y han dejado claro que esta “torpeza política tendrá consecuencias jurídicas”.

Publicidad

El Gobierno ha dejado claro que el veto a Iceta como senador por parte de ERC y JxCat acabará como “la historia de una gran torpeza política”. Que, además, “tendrá consecuencias jurídicas”.

Era Carmen Calvo la que ha dado a entender que el boicot a Iceta terminará en fracaso. Y que el Gobierno está dispuesto a acudir a la Justicia. Algo que ya avanzó hace unos días el líder del PSC. Éste aseguró que presentaría un recurso al Tribunal Constitucional si le impedían, como ha sucedido, ser senador territorial. Calvo confirmaba este jueves la acción del Ejecutivo: “Por supuesto recurriremos con celeridad”.

La vicepresidenta ha calificado, además, de “inútil” la actuación de los independentistas contra Iceta. Y ha recordado que el PSOE “tiene mayoría absoluta y va a cumplir papel y la función que el presidente Sánchez tiene prevista”. Asegura que la situación planteada es “jurídicamente inaceptable” porque “se va a romper la proporcionalidad obligada del Parlament de Cataluña”.

“España es una democracia muy solvente” y “utilizaremos todos los mecanismos procesales”, ha añadido.

Críticas a los partidos

“Muchos no han entendido el mensaje claro del 28 de abril de que es necesario que la política se instale en la legislatura, en el respeto y en la capacidad de entendimiento”, ha dicho Carmen Calvo.

Tampoco lo han comprendido, ha dicho, PP y Ciudadanos, que hoy “van de la mano de los independentistas”. “Defender la proporcionalidad en el Senado es defender también el orden constitucional”, añadía.

Desde el PSOE han aprovechado este boicot para criticar al resto de los partidos. “Fueron juntos ya cuando tumbaron los presupuestos”, ha recordado. “Y vuelven a ir ahora”, dice. “Lo que queda claro para la opinión pública es que nunca hemos tenido ninguna connivencia con los independentistas”, ha señalado.

Publicidad

Comentarios