Reino Unido considera que la euroorden contra Clara Ponsatí es “desproporcionada” acorde a la ley británica. Por eso, la exconsejera catalana no se presentará ante la Justicia en Edimburgo.

Publicidad

Tras estudiar la euroorden contra Clara Ponsatí, el Reino Unido ha rechazado tramitar la orden de detención. Considera que es “desproporcionada” según la ley británica. Es la conclusión a la que ha llegado tras una primera evaluación que ya ha sido notificada al Ministerio de Interior español.

La oficina Sirene, que tramite estas órdenes en Reino Unido, explica en un informe que no entregará a Clara Ponsatí. La calificación, según publica ‘La Vanguardia’, no es definitiva y, por tanto, no entrada una denegación de la euroorden.

En el informe, además de asegurar que es “desproporcionada” según la legislación británica, se incluye que la orden de detención europea “no ha sido certificada por el Servicio Nacional Sirene del Reino Unido”. Por lo que de momento no tomarán medidas contra Ponsatí.

Sin embargo, comunica a España que si tiene más información, podría volver a evaluar la euroorden. Una orden de detención europea que reactivó el juez Llarena por sedición tras la sentencia del Supremo por el 1-O.

No se presentará

Antes de conocerse la decisión, el abogado de Clara Ponsatí, Aamer Anwar, ya adelantaba que la exconsejera no se entregaría en Edimburgo este jueves como estaba previsto debido a que la euroorden había sido devuelta a España por las autoridades escocesas.

El letrado ha confirmado que han estado traduciendo la orden de arresto española y que que no ha sido hasta este miércoles cuando ha llegado. “Parece haber contradicciones evidentes contenidas en una orden de ‘divagación’ que se extiende unas 59 páginas”, dice el abogado de Ponsatí.

En una entrevista a TV3, Ponsatí aseguraba que “nos estamos acostumbrando a la barbarie” con las euroórdenes. Y ha augurado que su proceso de resolución de entrega durará meses. “No espero una resolución inmediata”, ha dicho.

“Ya estamos acostumbrados a ver cosas muy extrañas cuando llegan este tipo de órdenes”, aseguraba Ponsatí. Y señalaba directamente a los jueces Llarena y Marchena de hacer “cosas que no son normales y que deberían sorprender”.

Publicidad

Comentarios