Las camas UCI y las de enfermos graves. Ese será el requisito imprescindible para que una provincia pueda cambiar de fase en el plan de desescalada. Las comunidades autónomas presentarán sus propuestas ya el 6 de mayo para avanzar en el desconfinamiento.

Publicidad

El próximo 11 de mayo está previsto que la mayoría de provincias pase a la fase 1 del plan de desescalada. Y aunque serán varios los requisitos a cumplir, hay uno que será imprescindible e inamovible: el número de camas UCI y para enfermos graves.

Para avanzar de fase se tendrán en cuenta los análisis cualitativos y serán las comunidades y el Ministerio de Sanidad quienes los decidan. Sí hay dos de ellos que serán cuantitativos, publicados en el BOE este domingo pasado.

Se tendrá que disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de UCI por cada 100.000 habitantes. También tendrán que disponer de entre 37 y 49 camas para enfermos graves por cada 100.000 ciudadanos.

En el caso de las UCI, esto supone prácticamente doblar la capacidad que se tenía antes de la crisis. Algunas provincias ya lo han hecho y otras hasta casi han triplicado esta capacidad. El Gobierno pide así que no se desmantele, o al menos se recupere con facilidad, todo el esfuerzo hecho en sanidad.

6 de mayo

Las comunidades ya tienen sus propuestas para que algunas de sus provincias cambien de fase. Tendrán que enviar sus solicitudes antes del día 6 de mayo a las 14:00 horas.

Sanidad las estudiará y procurará tomar una decisión consensuada. Aunque será el ministerio el que tenga la última palabra. Para cambiar de nuevo de fase, los gobiernos autonómicos tendrán que enviar sus solicitudes con una semana de antelación.

Además de las camas UCI se tendrán en cuenta la capacidad de aislamiento y el control de las fuentes de contagio confirmadas. También los sistemas de alerta precoz y vigilancia de epidemias, de identificación y contención rápida de fuentes de contagio, capacidad de atención primaria y hospitalaria. Además se mirarán los mecanismos para garantizar la protección colectiva y la evolución epidemiológica en el territorio.

Sánchez aseguró que los criterios para pasar de fase serían públicos y transparentes. Pero de momento, el único confirmado es el de camas UCI y para enfermos graves.

También se ha pedido a las comunidades que haya «suficientes profesionales sanitarios». Recomiendan que no sea inferior a los que había el 27 de marzo, en el pico de la pandemia. Fue el momento de mayor presión asistencial en las UCI en Madrid. Esta comunidad, por ejemplo, contrató personal para tres meses, pero está despidiéndolos al no considerarlos ya necesarios.

Publicidad

Comentarios