Pedro Sánchez ha dado ya una respuesta que desmonta a Pablo Iglesias. “Las urnas ya negaron la coalición”, dicen desde Moncloa. Y aseguran que “queremos un gobierno en julio”.

Publicidad

“Hay bases para ponernos de acuerdo para un voto favorable de Unidas Podemos”. Es el lema y sentir entre los socialistas, donde no dan por fallida la investidura de Pedro Sánchez. Desde Moncloa dan respuesta a Iglesias, al que desmontan porque “las urnas ya negaron la coalición”.

El presidente del Gobierno insiste en que “queremos un gobierno en julio”, a diferencia de lo que Iglesias vaticinaba. El líder de Podemos aseguró que rebajaría expectativas y exigencias si este mes el Congreso rechazaba ese acuerdo para que Podemos entre en el Ejecutivo.

En el entorno de Sánchez rechazan la vía de Iglesias, al que acusan de caer en el “tactismo”. Sostienen que “Podemos se presentó a las elecciones con su propuesta de gobierno de coalición y el PSOE lo hizo con la de gobierno en solitario”. La conclusión de todo ello es, según los socialistas, que “Podemos perdió y el PSOE ganó”.

Sánchez es consciente de que el acuerdo con Podemos sería tan fácil como ofrecerle la vicepresidencia. Pero insisten en que “deben entender que el gobierno de coalición no es la única forma”.

El presidente del Gobierno iniciará una nueva ronda de contactos, igual que hace un mes. La pretensión es “desbloquear la investidura”. Aunque no lo tiene fácil. El PP se ha negado a facilitarla y Rivera ha rechazado incluso reunirse en Moncloa de nuevo. Los socialistas defienden que el hecho de fijar la fecha para el 22 de julio da muestra de su voluntad de negociar. Y evitar así unas nuevas elecciones. “Queremos acuerdo y dar tiempo a la negociación”, han dicho. “Si hubiéramos querido repetición electoral, se habría fijado para esta misma semana”, aseguran fuentes socialistas.

Reuniones

En esa voluntad de llegar a un entendimiento, Sánchez no solo mantendrá reuniones con los líderes de los principales partidos. Sus entornos serán partícipes también de estos encuentros.

Aunque aseguran que se dará “transparencia a las negociaciones”, también hablan de “reuniones discretas”. Todo ello con el objetivo de lograr los apoyos necesarios para sacar adelante la investidura.

Publicidad

Comentarios