El Rey Felipe acelera ya los plazos y abre nueva ronda de consultas con los partidos para elegir entre designar candidato a la investidura o recomendar la convocatoria de elecciones.

Publicidad

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, acudía a Zarzuela a primera hora de este jueves. Se reúne allí con el Rey Felipe, que ha decidido acelerar los plazos y meter algo de presión a los partidos. Y es que el plazo para constituir al Gobierno acaba el 23 de septiembre.

Batet acudía a su cita con el Rey para informar a éste del actual bloqueo en las negociaciones entre el PSOE y Podemos. El encuentro ha sido visto ya como una muestra más de que habrá legislatura fallida.

Para Felipe VI esta es ya la octava ronda de consultas en solo cinco años de reinado. Y se ha realizado aunque no haya acuerdo entre los dos principales partidos de izquierdas. Los únicos que podrían conformar un Gobierno a día de hoy.

El Rey tiene que constatar si existe algún candidato con apoyos suficientes para encargarle formar Gobierno. Un trámite que no puede resolverse con la información publicada por los medios lógicamente, sino con el contacto directo en Zarzuela. Tras su reunión con Batet, la Casa Real emitirá un comunicado con el calendario de reuniones y horarios.

La nueva ronda de consultas arrancará este próximo lunes 16 de septiembre. Y se prolongará hasta el martes 17.

Al término de la misma, el Rey tendrá que decidir si designa o no un candidato que tenga respaldo para superar la investidura. Por el momento, se mantiene el bloqueo entre Podemos y PSOE. Por eso, si constata que no hay un aspirante que pueda contar con los apoyos suficientes, Felipe VI no propondrá a nadie. Algo que ya ocurrió en abril de 2016. Las Cortes, entonces, se disolverán y se convocarán nuevas elecciones para el 10 de noviembre.

Plazos suficientes

La ronda de consultas dejará tiempo suficiente para que se pueda celebrar una investidura en caso de haber candidato. Si el Rey propone a alguien, el debate se celebraría el mismo miércoles 18.

Así, podría celebrarse la primera votación el jueves 19. Y la segunda podría celebrarse en sábado. Se dejarían así las 48 horas que marca la ley entre una primera votación y la segunda.

De no haber cambios, Sánchez acudirá a Zarzuela sin tener los apoyos cerrados para ser reelegido presidente del Gobierno. El propio Sánchez se puso como condición llegar con un pacto cerrado. Algo que no parece que vaya a darse.

Publicidad

Comentarios