El Rey Felipe se dirigió a la ciudadanía en un mensaje este pasado miércoles. En un discurso de menos de apenas 8 minutos, llamó a la unidad para resistir ante el coronavirus: «Nos hará más fuerte como sociedad».

Publicidad

Poco antes de su discurso, el Rey se reunía con el comité de seguimiento del coronavirus para ponerse al día. Por segunda vez en su reinado, tenía que dirigirse a los ciudadanos en una fecha poco habitual, ya que solo suele hacerlo en Navidad. La primera fue con motivo del desafío independentista en Cataluña. Y, como aquella vez, de nuevo ha pedido unidad. En esta ocasión frente al enemigo común que es el Covid-19.

El monarca ha querido lanzar un mensaje positivo, insuflar ánimos a la población y asegurar que «es una crisis que estamos combatiendo y que vamos a vencer y a superar».

«Este virus no nos vencerá. Al contrario. Nos va a hacer más fuertes como sociedad, una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida. Una sociedad en pie frente a cualquier adversidad», decía. De pie, ante un atril y escoltado por las banderas de España y Europa, nunca hasta ahora había habido una escenografía así en sus mensajes.

El Rey no ha entrado en nada más allá que positividad y ánimos. Recurriendo a un mensaje emotivo ha recordado que «a lo largo de los años hemos pasado por situaciones muy difíciles, muy graves». Pero que «como las anteriores, esta también la superaremos». «Porque España es un gran país, un gran pueblo que no se rinde ante las dificultades», animaba.

Felipe VI se mostraba convencido de que «recuperaremos la normalidad de nuestra convivencia, la vida en nuestras calles, en nuestros pueblos y ciudades, la economía, los puestos de trabajo, nuestras empresas, nuestros comercios, nuestros talleres…».

Unión para vencer

Además del positivismo, el mensaje del Rey tenía otro hilo: la unión. El monarca apelaba varias veces a la unidad, el compromiso y solidaridad de los españoles para responder al coronavirus. «Debemos dejar de lado nuestras diferencias», pedía. También «unirnos en torno a un mismo objetivo, superar esta grave situación».

«Y tenemos que hacer juntos, entre todos, con serenidad y confianza, pero también con decisión y energía», pedía a los españoles. En un contexto, ha dicho, «nuevo y distinto, sin precedentes, muy serio y grave».

En todo su discurso ha querido ver la luz al final del túnel pero no se ha olvidado de lo difícil que está siendo atravesar la oscuridad. «Sé que es fácil decirlo, y también sé que no es nada fácil hacerlo en estas circunstancias: organizarse cada uno en su trabajo, en su casa, con su familia o con sus hijos», ha dicho. «Pero es lo que debemos hacer por el bien de todo. Porque todos y cada uno somos parte de la solución de esta crisis», ha insistido.

El Rey no ha dudado en calificar de «muy traumática» la manera en la que el coronavirus está alterando nuestras vidas. Y los efectos económicos que eso está conllevando.

Agradecimiento

Además de la unidad y el positivismo, el Rey ha querido dedicar parte de su discurso a dar las gracias a todos los que hacen posible luchar contra el coronavirus. «Hoy es más de justicia que nunca dar las gracias a todas las personas, entidades y servicios públicos, sin excepción, que están ayudando y se están sacrificando por los demás», decía.

También se dirigía específicamente al personal sanitario. «Tenéis nuestra mayor admiración y respeto», les decía. «Nuestro total apoyo», añadía. «Sois la vanguardia de España en la lucha contra esta enfermedad», relataba.

Y un recuerdo también para quienes sufren coronavirus o han perdido a alguien. «Cariño y afecto a tantas familias en toda España que desgraciadamente han sufrido la pérdida de alguno de sus seres queridos». «También lo hacemos a todos los que estáis especialmente afectados», decía. «A todos vosotros, mucha fuerza y mucho ánimo», les enviaba.

Antes de dirigirse al país, el Rey se reunía con Pedro Sánchez y el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus. Primera reunión presencial únicamente, ya que el Rey ha estado informado en todo momento desde que comenzó la crisis.

Publicidad

Comentarios