Albert Rivera ha asegurado que no entrará en un Gobierno con Sánchez. Pero sí ha prometido “desbloquear la situación” si hay reformas. E insiste, además, en un gran pacto nacional “entre moderados”.

Publicidad

“No soy fan de Pedro Sánchez pero la pregunta es: le damos importancia a Sánchez o a las reformas?”. Es la pregunta retórica que se ha hecho Albert Rivera durante su entrevista este martes en Onda Cero. El líder de Cs ha asegurado que no formará parte de un Gobierno con el PSOE pero sí ha prometido “desbloquear la situación”.

Un cambio respecto a las elecciones anteriores, cuando llegó a no querer ni entrevistarse con Sánchez para hablar de la investidura.

Para evitar que le tachen de contradictorio, Rivera ha pedido ahora un “gran acuerdo nacional entre moderados, entre constitucionalistas”. Así, asume que Sánchez pueda gobernar desde Moncloa pero que Cs y el PP podrán intervenir en la hoja de ruta del PSOE, marcada de antemano y con reformas concretas para llevar a cabo.

Rivera ha asumido en su entrevista el giro que ha dado y se ha justificado: “Claro que hay que rectificar ante un bloqueo político”. Pero lo ha argumentado por la necesidad de plantear un gran acuerdo nacional ante la crisis territorial y la situación económica. Y recordaba los consejos de Rajoy y Felipe González, que pedían este tipo de pacto. Eso sí, Rivera se ha cuestionado si PP y PSOE estarían de acuerdo.

Eso sí, aunque se ha comprometido a desbloquear la situación, ha exigido la participación del PP en ese gran acuerdo. Un pacto de Estado que concibe de aquí a diez años vista. “Ya sé que no es habitual para el eje izquierda-derecha obsoleto, pero lo que planteo es que no nos dividamos entre rojos y azules y que podamos ver lo que nos une”, ha dicho.

Y ha reiterado que busca más allá de los ministerios o los sillones. “Si los españoles me envían a la oposición, me comprometo a desbloquear a cambio de reformas de Estado”, ha prometido.

PSC

Rivera ha aprovechado para dejar claro que no comparte las opiniones ni insultos de Girauta al PSC. Pero sí ha criticado a los socialistas catalanes por ser “un partido que siempre se equivoca cuando llegan los grandes momentos y no está al lado de los constitucionalistas cuando hay que estar”.

También ha dejado claro que Cs hubiera apoyado una moción de censura contra Torra liderada por el PSC. Porque el presidente de la Generalitat “aplaude la violencia”. “Ni siquiera los lehendakaris en el peor momento se atrevieron a hacer esto”, ha comparado.

El líder de Cs cree que el PSOE “se ha borrado del constitucionalismo”. Y ante la “tormenta que nos montarán Torra y los CDR” hay que sentarse a hablar “no sólo de Cataluña sino de todos los españoles”.

Encuestas

Respecto a las elecciones del 10-N, Rivera ha asegurado que los sondeos nunca han acertado con Ciudadanos. Aunque sí ha mostrado su preocupación ante la alta abstención. “Cuando la gente moderada y las clases medias se quedan en casa, ganan los extremistas”, ha advertido.

Por eso, ha dicho, en esta campaña pondrá sus esfuerzos en que “cojan la papeleta y vayan a votar”.

De lo que ha evitado hablar es de su futuro si se confirma la caída estrepitosa que pronostican las encuestas. No ha querido decir si pondrá su cargo a disposición del partido, limitándose a asegurar que lleva décadas “pelando encuestas”. Y que va a centrarse en movilizar al electorado.

Publicidad

Comentarios