Albert Rivera ha ofrecido a Pablo Casado “formar gobierno en un mes” si el 10-N obtienen solo “un escaño más” que la izquierda. Aunque descarta la coalición España Suma, aboga por un acuerdo con el PP.

Publicidad

Como si el tiempo no hubiera pasado. Albert Rivera parece haber vuelto este miércoles al mes de marzo, un mes antes de las elecciones generales. Entonces, tendió la mano a Pablo Casado, ofreciéndole un gobierno en el caso de que Ciudadanos y PP sumaran más que PSOE y Podemos. Ahora hace lo mismo, pero además se compromete a hacerlo “en un solo mes”.

Rivera ha prometido que si la noche electoral del 10-N da a PP y Cs “un solo escaño más” que el bloque de la izquierda, llamará a Casado para “formar gobierno en un mes”.

“A todos los españoles les digo con humildad que formaré gobierno en un mes y que ni los ministerios ni los nombres de los ministros serán un escollo”, ha dicho.

‘No’ a España Suma

Pese a que tiende la mano a Casado, Rivera rechaza la coalición de España Suma. Algo que los populares propusieron hace unas semanas. “Claro que vamos a sumar, pero sumaremos escaños después, no antes de las elecciones”, explicaba.

El dirigente naranja ha rechazado incluso una coalición para ir juntos al Senado. Porque, dice, los proyectos de ambos partidos son incompatibles.

Sobre Sánchez

Además, Rivera ha aprovechado para acusar a Sánchez de haber “cerrado la puerta definitivamente a una opción constitucionalista”. Sin querer enunciar un veto expreso de Cs al presidente del Gobierno, Rivera ha echado la culpa a éste del abandono del constitucionalismo. Y ha dado por hecho que es el propio Sánchez el que ha roto con Cs y con el PP.

“Sánchez ayer renunció al constitucionalismo eligiendo a Geroa Bai y a Bildu antes que a Cs y al PP”, ha dicho.

No ha querido aclarar, eso sí, si mantendrán su veto a Sánchez tras el 10-N. Pero sí ha dejado claro que hay que “trabajar para reconstruir puentes”. “Sean de derecha o de izquierdas”, puntualizaba. Porque, dice, “los españoles ya no quieren que cavemos trincheras”.

Rivera ha dicho que centrarán la campaña en conseguir un gobierno “liderado por el centro y el constitucionalismo”. Y se ha mostrado convencido de que el liberalismo “irá a las elecciones con más fuerza”.

Publicidad

Comentarios