Gabriel Rufián ha aprovechado este martes para alardear de poder sentar a Sánchez a negociar en una mesa porque “está derrotado”. El diputado de ERC se manifestaba así a 48 horas de la reunión entre su partido y el PSOE.

Publicidad

El próximo jueves, la mesa de negociación entre PSOE y ERC se abrirá para intentar buscar un acuerdo que permita la investidura de Sánchez. Y a solo 48 horas de ello, Rufián alardea de poder sentar al presidente del Gobierno a la misma porque “está derrotado”.

El Congreso de los Diputados será el escenario en el que Adriana Lastra y Gabriel Rufián encabezarán la reunión de PSOE y ERC. La hora establecida, las 17:00 horas.

Aprovechando esta confirmación, Rufián ha querido parafrasear a Junqueras y se ha presentado como “el mejor aliado del pueblo de Cataluña”. También ha querido confirmar las conversaciones entre ambos partidos. “Hablamos cada día, la comunicación es constante”, ha dicho.

La postura de ERC, de momento, sigue siendo la de votar ‘no’ a la investidura de Sánchez. De hecho, Rufián ha acusado de nuevo al presidente del Gobierno de “criminalizar e insultar” a su partido. Sin embargo, se ha vanagloriado de tener la sartén por el mango: “Como es un Sánchez derrotado, se le puede sentar a hablar”.

Aunque tras la sentencia del Supremo sobre el 1-O dice que es “un mal momento para negociar”, asume que no queda más remedio. “Estamos frente a dos equipos de trabajo, uno del PSOE y otro de ERC, las dos formaciones que han ganado en España y en Cataluña. Nosotros intentaremos en esta primera fase entre partidos alcanzar un calendario y compromisos políticos claros para la resolución del conflicto; sin ello, no habrá negociación entre Gobiernos, que será la segunda fase. Si no hay acuerdo en la primera parte, no habrá segunda parte. Sin eso, ERC votará ‘no’ a Pedro Sánchez”, ha explicado.

“Sería un oxímoron tener un Gobierno que se califica de izquierdas y mantiene a políticos en la cárcel”, ha advertido Rufián. Con ello dejaba claro ya que una de sus demandas será la amnistía a los condenados por el ‘procés’.

“Lo que se verá esta semana”, ha insistido, “será un intento de compromiso y calendario para una futura mesa entre Gobiernos en la que también podrían tener cabida, si no físicamente sí sus posiciones, sindicatos y organizaciones del mundo estudiantil”.

También ha querido presumir Rufián de poner y quitar gobiernos. Hacía así referencia a su apoyo a Sánchez para moción de censura. Pero su negativa a aprobarle los Presupuestos. Algo que precipitó la convocatoria de elecciones generales.

Desconfianza del PSC

ERC insiste en que la negociación tiene que ser entre Gobiernos. Lo que obligaría a Sánchez a reconocer a Torra como un igual. En esa negociación, los republicanos, además, defenderán un nuevo referéndum de autodeterminación, algo que no está contemplado en la Constitución y que, por tanto, es ilegal.

Para ERC también es imprescindible que el diálogo se desarrolle sin vetos. Contar además con un calendario claro y con garantías de que los acuerdos que se alcancen se van a cumplir.

Mientras tanto, el PSC sigue mostrando su desconfianza hacia ERC. “Conocemos bien a los personajes y recordamos sus giros de último minuto vetando a Iceta como presidente del Senado y tumbando el proyecto de Presupuestos Generales del Estado”, señalan.

Publicidad

Comentarios