Pedro Sánchez y Pablo Casado han acordado crear una comisión en el Congreso para salir de la crisis del Covid-19. El líder del PP ha terminado diciendo que sí a grandes pactos de Estado.

Publicidad

Pese a que la sintonía, -política y personal- de Pedro Sánchez y Pablo Casado no ha sido nunca buena, finalmente ambos se han entendido para unir fuerzas contra el Covid-19 y la crisis económica aparejada a la enfermedad. Según fuentes del Gobierno, la reunión telemática entre los dos líderes políticos ha dado sus frutos y han acordado crear una comisión en el Congreso.

Sánchez y Casado han mantenido una reunión por videoconferencia de apenas una hora. Pero en ella, el PP ha terminado por sumarse a la llamada Mesa para la Reconstrucción, el foro planteado por el presidente del Gobierno para salir de la crisis.

El borrador sobre su funcionamiento prevé que pueda reunirse este martes. Y lo harán en el Congreso, como exigía el PP. Aunque en los días previos se dudaba sobre la consecución de un acuerdo, finalmente se ha logrado poner sobre la mesa una metodología concreta y un orden del día.

Eso sí, mientras en La Moncloa asegura que ha sido Sánchez quien ha logrado sumado al líder popular, el PP dice que Casado lo hace porque se trata de una comisión parlamentaria.

Calendario

La Moncloa ha preparado ya la documentación necesaria y será el propio Sánchez quien presida la primera reunión. Y, posteriormente, las veces que considere oportuno. Lo mismo sucederá con los cuatro vicepresidentes del Gobierno, cuya participación se deja en el aire.

Carmen Calvo será la encargada de coordinar los trabajos y dirigirá los trabajos cuando no esté Sánchez.

En la comisión estarán representadas todos los partidos menos Vox y la CUP. Ellos mismos se han autoexcluido. La representación será en proporción a los diputados. Así, PSOE podrá tener hasta 7 diputados, el PP contará con 6, Podemos con 4, ERC con 3, JxCat y PNV con 2 y el resto de fuerzas 1. El documento también incluye que Vox, si en algún momento quiere unirse, tendría 5 representantes.

El Gobierno planteará cuatro grupos de trabajo diferentes. Uno sobre reactivación económica y recuperación de la actividad y situaciones de los sectores más afectados. También podría incluir educación, ciencia o investigación.

El segundo será de estado del bienestar, políticas sociales y sistemas de cuidados. Otro se encargará de sanidad, salud pública y preparación para futuras pandemias. Y el cuarto, para Europa, solidaridad y unidad de acción.

La idea es que en cada grupo haya un ministro que actúe como coordinador. Y otro adjunto elegido entre sus miembros por acuerdo. Cada grupo acordará un plan de trabajo compatible con la planificación general y habrá conclusiones finales.

El calendario previsto es que las reuniones se produzcan a lo largo del mes de mayo. El 1 de junio será el plazo límite para elevar un dictamen general de la comisión.

Publicidad

Comentarios