Pedro Sánchez explorará este lunes otras vías de investidura con Casado y Arrimadas. El presidente se reúne con los líderes de PP y Cs en el Congreso por si fracasa su acuerdo con ERC.

Publicidad

El PSOE sigue enfocado en su acuerdo con ERC pero Pedro Sánchez no se cierra a otras vías alternativas. Así, se reúne este lunes con Pablo Casado e Inés Arrimadas en el Congreso para explorar otros caminos a la investidura.

Aunque todo está dispuesto para el pacto con ERC, por si fracasa, Sánchez se abre a Cs y al PP. Para el presidente y Arrimadas será su primera reunión a solas. Empezarán de cero, lo cual es una ventaja. La relación entre Sánchez y Rivera no era buena pero las cosas han cambiado ahora.

El desplome de Cs en las elecciones y la dimisión de Rivera permiten que Arrimadas emprenda un camino para rectificar la estrategia anterior de la formación. Insistirá en proponer a Sánchez que rompa con Podemos y abandone la negociación con ERC. Y le ofrecerá la alternativa para llegar a un acuerdo con ellos mismos y el PP. Lo que supondría un Gobierno de 221 escaños.

Sin embargo, esta vía no existe ni para Sánchez ni para el PP. Desde Moncloa ven inviable que Casado aceptara la gran coalición.

Compromiso de Cs

Lo que sí quiere Sánchez es saber hasta dónde llega el compromiso de Cs por la gobernabilidad. Espera resolver en la reunión si el partido puede aportar sus 10 votos en la investidura para evitar depender de ERC.

Desde Cs, sin embargo, son reacios a prestarlos si está Podemos en el Gobierno. “Se descarta absolutamente que Cs no solo viole sus principios con Iglesias como vicepresidente, sino que alumbre un Gobierno que sí o sí va a requerir una sopa de letras”, decía Arrimadas tras su reunión con el Rey la semana pasada.

Explican que aunque apoyaran al Gobierno de PSOE y Podemos, sumarían 165 escaños. Quedarían a 11 de la mayoría absoluta. Por lo que seguirían necesitando a más partidos para sacar adelante cada ley.

La opción de Casado

Pablo Casado acude a su reunión con Sánchez “por lealtad institucional”. Sin embargo, volverá a insistir en que el PP es la “alternativa” al PSOE y que no facilitará la investidura de Sánchez.

De hecho, en los últimos días, Casado ha situado a Sánchez fuera de la Constitución. Y dice que le da “vergüenza ajena” su negociación con ERC.

El líder del PP sí insistirá en su oferta de dar su apoyo en pactos de Estado sobre Cataluña, las pensiones, violencia de género, Defensa e Infraestructuras. Y no descartaría apoyar los Presupuestos, aunque es consciente de que no presentará unas cuentas que convenzan a la vez a Podemos y al PP.

Publicidad

Comentarios