Pedro Sánchez ha sido el encargado de inaugurar, como anfitrión, la COP25 Madrid, la cumbre del clima. Y lo ha hecho con una declaración contundente: “Solo un puñado de fanáticos niega el cambio climático”.

Publicidad

La Cumbre del Clima (COP25) arrancaba este lunes con el llamamiento a actuar de forma urgente para frenar el calentamiento global y poner remedio al cambio climático. Como parte del discurso inaugural, la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, ha dicho alto claro que “el mundo nos está mirando, es tiempo de actuar”.

Schmidt preside la cumbre, aunque su país renunció a albergar la cumbre por las protestas sociales en sus calles. Junto a ella, Pedro Sánchez, que ejerce como anfitrión y que ha hecho un llamamiento  a Europa para que lidere “la descarbonización por elemental justicia histórica”. Al igual que hizo, ha dicho, liderando en su momento “la revolución industrial”.

Lamentando la ausencia de figuras destacadas de los principales países emisores de gases, –China, EEUU o India-, Sánchez ha avisado de que “no hay muro que proteja a ningún país, por muy poderoso que sea”. Y ha apelado a la ciencia para arremeter contra los negacionistas: “Hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niegan la evidencia del cambio climático”, ha dicho.

“Si seguimos por el camino actual, corremos el peligro de que aumente la temperatura y esto tendrá un efecto y unas consecuencias terribles sobre la humanidad y amenazará nuestra existencia”, ha advertido en otro momento de la jornada inaugural Hoesung Lee, presidente del IPCC. “No estamos haciendo suficiente. Ni nos acercamos a lo que sería suficiente para dominar esta situación”, añadía.

Sánchez ha pedido además premura porque “hay que ir más lejos y, sobre todo, hacer las cosas más rápido”. España, ha dicho “va a incrementar el ritmo de reducción de las emisiones”. Lo hará a través de un “pacto verde coherente con los objetivos previstos por la Unión Europea”.

Compromisos claros

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se ha mostrado convencido que de la COP25 saldrán compromisos claros. Que servirán para tener una transición justa a un nuevo sistema económico y social.

Hay que reducir las emisiones de carbono un 7,6% cada año y llegar a la nulidad de emisiones en el 2050, ha recordado Guterres. Cree además que hay que ser más drásticos en las actuaciones. Y que el Acuerdo de París se ha quedado ya obsoleto.

“No tenemos tiempo que perder, tenemos las herramientas, los recursos. Falta la determinación política”, ha asegurado Gueterres. Respecto a España, ha pedido que mantenga su posición movilizadora en la UE. Y que se aumente la ambición en el compromiso de reducción de gases. Especialmente, para los grandes emisores.

Además, el secretario general de la ONU ha felicitado a España por organizar la cumbre en tiempo récord.

Publicidad

Comentarios