Pedro Sánchez ha lanzado ya su primera promesa estrella para el 10-N. Subirá las pensiones con el IPC. Pese a la situación de la caja de la Seguridad Social.

Publicidad

El candidato del PSOE a las elecciones del 10-N, Pedro Sánchez, ha esbozado este lunes los compromisos sociales que servirán de eje a su programa electoral. Y, entre ellos, su primera medida estrella: subir las pensiones con el IPC.

Sin grandes novedades respecto a abril, el PSOE ha asegurado que subirá también el salario mínimo y aunque no completa, derogará parte de la reforma laboral.

Así consta en el documento ‘Ahora, Gobierno. Ahora, España’, presentado este lunes. En él se recogen los 35 compromisos sociales. Todos ellos condicionados a que los socialistas ganen las elecciones del 10 de noviembre. Lleva implícitos además los motivos de urgencia e interés general que exige un decreto ley. Una forma con la que Sánchez ha ido aprobando medidas en el año y medio que lleva en Moncloa.

Sin duda, su medida estrella es subir las pensiones ya en diciembre. De acuerdo además al IPC real y aumentando las retribuciones mínimas y las no contributivas. No hay referencias a la situación más que delicada que atraviesa la Seguridad Social. Ni a la necesidad de afrontar una gran reforma de las pensiones para hacerlas sostenibles en el futuro.

Salario mínimo

El PSOE se compromete también a subir el salario mínimo. Será de manera “progresiva y acordada en el diálogo social”. La previsión es situarlo al final de la legislatura en el 60% del salario medio.

Los socialistas quieren también derogar algunos aspectos de la reforma laboral. E iniciar de paso el diálogo con los agentes sociales para elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Por último, entre sus promesas también se encuentra afrontar las tensiones del mercado de la vivienda. Lo hará frenando las “subidas abusivas” en los contratos de alquiler.

Publicidad

Comentarios