La ruptura entre el Gobierno y el PP es total. Mientras Pedro Sánchez ha pedido de nuevo unidad para afrontar la crisis del coronavirus, Pablo Casado ha sido tajante en su respuesta: «Hasta aquí hemos llegado».

Publicidad

No hay acuerdo ni acercamiento. Las posturas del Gobierno y el principal partido de la oposición, el PP, están cada vez más enfrentadas. Ambos lo han dejado muy claro en la sesión de control de este miércoles. Mientras Pedro Sánchez pedía «unidad» y «arrimar el hombro» a Pablo Casado, éste insistía en que no apoyarán una quinta prórroga del estado de alarma. «Hasta aquí hemos llegado», ha sido su tajante respuesta.

El presidente del Gobierno ha vuelto a emplazar a Casado a tener una postura común contra el Covid-19. «La unidad puede salvar vidas y puede salvar empresas y trabajo», ha argumentado Sánchez. No ha dudado además en recordarle el acuerdo por el que han desligado los ERTE al estado de alarma. Un pacto con sindicatos, patronal y con el apoyo de otros partidos políticos.

Por su parte, Pablo Casado ha preguntado al Gobierno si pretende pedir o no un rescate. Y le ha reprochado que la oposición se enteró de ello por el senado italiano. También ha querido señalar que les ha propuesto «un plan de choque» frente a la crisis, que el Gobierno tildó de «poco significativo y transitorio».

Plan b

Casado ha insistido además en que este mismo martes presentó un plan b al que Sánchez no encuentra para el estado de alarma. Y ha repasado algunas de las medidas. Entre ellas, más liquidez para «evitar más recortes». Momento en que ha recordado los que votaron hace una década con el Gobierno de Zapatero.

El líder del PP ha vuelto a proponer el uso obligatorio de mascarillas, algo que Sanidad ya se plantea. También los test masivos, el rastreo de contagios con la «huella digital» o el ‘Pacto Cajal’ por la Sanidad. Y ha repasado hasta seis leyes alternativas al estado de alarma.

«Hasta aquí hemos llegado. Le hemos apoyado dos meses para salvar vidas, pero no le volveremos a apoyar para que vuelva a arruinar a España por tercera vez», le ha dicho contundente.

En su turno de réplica, Sánchez ha evitado responder a los reproches. «El Gobierno se ha propuesto no entrar en esa dialéctica de argumentario de cartón piedra», le ha dicho. «El rival no es el PP, el rival es el virus», ha resaltado. Aunque ha dicho que sería «fácil rebatir» los argumentos de Casado «no voy a entrar en ello». Para finalizar, Sánchez no ha perdido la esperanza y ha vuelto a pedir a Casado que «abandone la confrontación, sume y arrime el hombro».

Publicidad

Comentarios