Pedro Sánchez presiona ya a Podemos, PP y Cs antes de entrevistarse con Iglesias, Casado y Rivera. De hecho, amenaza con otras elecciones si hay investidura fallida.

Publicidad

“La alternativa a una investidura viable es la repetición de elecciones”. Así se han pronunciado desde el PSOE este lunes. La amenaza de otros comicios llega con el fin de meter presión a Podemos, PP y Cs a unas horas de las entrevistas que Sánchez tiene programadas con Iglesias, Casado y Rivera para este martes. Con ellos abordará la postura de cada partido ante su investidura.

En una comparecencia en Ferraz, José Luis Ábalos ha hablado por primera vez de la repetición de elecciones. Algo que ya sucedió en 2016 ante el bloqueo de unos y otros en el Congreso. Y por la falta de acuerdos. “De no salir habría que ir a elecciones”, ha dicho Ábalos.

Los socialistas se pronuncian así después de que Sánchez haya sido propuesto oficialmente como candidato a presidente y haya decidido implicar en la negociación a PP y Ciudadanos. A ellos les pide la abstención, igual que hizo Rajoy en 2016 al PSOE. Algo que se acabó dando. Sánchez prestó 68 de sus 83 diputados para que el entonces líder del PP pudiera gobernar. La presión en aquel momento, el debate interno y los números daban esa abstención como la única salida para evitar unas terceras elecciones en apenas medio año.

“Las urnas tienen memoria. No perdonarán a quienes pongan en solfa la viabilidad de la legislatura”, ha añadido Ábalos. Aunque ahora no se ha producido bloqueo, Moncloa quiere presionar para que Sánchez no dependa en modo alguno de los independentistas.

La idea de la abstención no desagrada en algunos sectores del PP. Este mismo lunes, Díaz Ayuso apoyaba esta opción, aunque se encontraba con la afrenta del partido.

Podemos, el problema

Sin duda, el problema del PSOE es lograr el apoyo de Podemos. Iglesias insiste en un Gobierno de coalición. Y se posiciona para ocupar la cartera del Ministerio de Trabajo. Algo que los socialistas no quieren.

Por si hubiera dudas, el PSOE ha rebajado además el papel estelar que Iglesias se otorga para dar el Gobierno a Sánchez. “No sólo no resuelva la gobernabilidad, sino tampoco la investidura”, ha añadido Ábalos. En su opinión, un Ejecutivo “de esta naturaleza no suma y podría restar” en referencia a que la coalición espantaría a otros socios. “Concita más aceptación que el PSOE gobierne solo”, concluía.

La estrategia de incluir a PP y Cs es, sin duda, una manera de neutralizar a un Iglesias que sigue insistiendo en tener un papel determinante en el próximo Gobierno.

Publicidad

Comentarios