Pedro Sánchez ha rectificado y admitido su error al hablar de la dependencia de la Fiscalía hacia el Gobierno. “No fui preciso”, ha dicho, achacando el ‘patinazo’ al cansancio y asegurando que los fiscales son autónomos.

Publicidad

Un día después de asegurar que la Fiscalía dependía del Gobierno, Pedro Sánchez rectificaba y admitía su error. Este jueves, en el programa de La Sexta ‘Al Rojo Vivo’ dejaba claro que los fiscales son autónomos. Y achacaba sus palabras al cansancio. “No fui preciso”, ha dicho.

Sus declaraciones este pasado miércoles en RNE levantaron una gran polvareda entre los fiscales. Y, de paso, dio alas al expresidente Puigdemont para doblegar sus ataques y sostener que la Justicia en España no es independiente sino que está al servicio del Gobierno.

“La Fiscalía es autónoma, no fui preciso”, ha dicho ya este jueves. “Son muchas entrevistas y a veces no se es preciso”, ha contado, achacando así al cansancio sus palabras. Tras rectificar y reconocer su error, señalaba que “hay que ser humilde”. Y dejaba claro que la trayectoria de su Gobierno ha sido “respetar la autonomía de la Fiscalía y del Poder Judicial”. “Tiene toda mi confianza y la del Ejecutivo”, añadía.

Tras sus declaraciones, ya intentó matizar en Twitter su ‘patinazo’. Aseguró que “la Fiscalía cuenta con el respaldo del Gobierno en la defensa de la Ley y el interés general”. Sin embargo, el enfado del mundo judicial y la posibilidad de poner en peligro la detención de Puigdemont han llevado a Sánchez a lanzar su rectificación.

Apoyo incondicional a la Fiscalía

Si el lunes pasado afirmaba con rotundidad que se comprometía a que Puigdemont fuera devuelto a España, este jueves matizaba que no se trata de una promesa personal ni electoral. Sino que el Gobierno hará cumplir la ley. Aunque es la Justicia española quien debe traer al expresidente catalán.

La “responsabilidad” del Ejecutivo es “ayudar” a la Fiscalía cuando hay unos líderes independentistas que ya han sido juzgados y están cumpliendo sentencia mientras otros “no lo están haciendo”. Señalaba así una vez más la independencia de los fiscales.

Publicidad

Comentarios